sábado, octubre 1, 2022

Téllez Marie, «La Jefa» y el «H»

Alrededor de las 22:00 horas del jueves 7 de noviembre de 2019 fue detenido y boletinado de inmediato por la Fiscalía General del Estado (FGE), Jaime Téllez Lacedelli.

Pero a diferencia de los cientos de veracruzanos detenidos por el derogado delito de “ultrajes a la autoridad” –muchos de los cuales aún se encuentran en prisión–, el hijo de Jaime Téllez Marie, secretario de Seguridad Pública durante la administración del ex gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, fue liberado alrededor de las 02:30 horas de la madrugada del viernes 8.

“Lo detienen un ratito”, publicó en su edición de ese día Notiver, el diario porteño muy afín al ex mandatario de la alianza PAN-PRD.

La detención de Téllez Lacedelli se dio dentro del proceso penal 378/2019 que se sigue en contra del ex fiscal general Jorge Winckler Ortiz y del ex fiscal Anticorrupción, Marcos Even Torres Zamudio, ambos prófugos de la justicia desde hace casi tres años.

El junior de Téllez Marié fue detenido por la Policía Ministerial junto con Joao Jair “N” por su presunta responsabilidad del delito de ejercicio indebido del servicio público.

Según informó en aquel momento la FGE, ambos laboraban en la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, y conforme a una carpeta de investigación en su contra, se encontraron elementos que presuntamente constituían la comisión de un delito, razón por la que un Juez de Control había concedido la orden de aprehensión.

En el caso de Téllez Lacedelli no cumplía con los requisitos para ocupar el cargo que ostentaba, lo cual representaba una violación a la ley.

La Fiscalía General del Estado, a cargo de Verónica Hernández Giadáns, puntualizó en su comunicado que a los dos ex funcionarios se les respetaron sus derechos humanos al momento de ser detenidos y que conforme al Código Nacional de Procedimientos Penales se les respetaría también su presunción de inocencia, lo que no hicieron, por ejemplo, con el secretario técnico de la Junta de Coordinación Política del Senado, José Manuel del Río Virgen, quien en diciembre de 2021 fue aprehendido cuando viajaba junto con su familia en los límites de Veracruz y Oaxaca y permaneció casi seis meses recluido en el penal de Pacho Viejo acusado sin pruebas contundentes del crimen de René Tovar, ex candidato de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Cazones de Herrera, hasta que finalmente fue liberado en junio pasado por el amparo de la justicia federal.

En cambio, según la información publicada por Notiver, en el caso del hijo de Téllez Marie la jueza determinó no imponer prisión preventiva, sólo una presentación periódica. La liberación de Téllez Lacedelli y Joao Jair se dio poco más de cuatro horas después.

Nadie se percató en aquel momento, pero por el texto publicado aquí el martes pasado acerca de los presuntos nexos de Manuel Fernández Olivares con Hernán Martínez Zavaleta, (a) “El Comandante H” –cuando el primero, actual Secretario Técnico de la FGE, era Juez Primero de Primera Instancia de Distrito en Coatzacoalcos, y, el segundo, jefe de Los Zetas en el sur del estado–, un asiduo lector de esta columna nos remitió copia del expediente número FED/SEIDO/UEIDMS-TAB/0000612/2017 y pregunta si acaso en este asunto no habría influido la estrecha relación que al comparecer ante la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada de la Fiscalía General de la República (FGR) reconoció Jaime Téllez Marie con Guadalupe Hernández Hervis, (a) “La Jefa”, prima hermana de la fiscal general Hernández Giadáns y operadora del cártel del “H” en la región de Los Tuxtlas, quien era “informante” del entonces titular de la Secretaría de Seguridad Pública del estado.

otros columnistas

Ni honestos, ni expertos

Comandante supremo, a prueba

Éric y Cuitláhuac, bien

Policía ‘profesional’

Indira, Yunes y AMLO

Nahle: compadrocracia

Espionaje

Planta cervecera: ¿cómo va?