viernes, septiembre 30, 2022

Veracruz sí está preparado para ser gobernado por una mujer, pero no por la corrupta Nahle.

Veracruz sí está preparado para ser gobernado por una mujer, pero no por la corrupta Nahle. Fracasó en Dos Bocas; los únicos que ganaron fueron su marido y parientes

¡Vaya! Por primera vez le damos la razón a Cuitláhuac García. Señala el gobernador de Veracruz que nuestro estado está listo para ser gobernado por una mujer. En su conferencia de prensa Cuitláhuac García declaró: “Las mujeres están preparadas siempre, lo que existía era un machismo que les impedía o cerraba el camino cuando querían sobresalir. Por fortuna han ido cambiando las leyes, se ha ido dando el reconocimiento”. Veracruz está preparado para ser gobernado por una mujer, siempre y cuando esa mujer no sea Rocío Nahle, la actual secretaria de Energía. La señora se ha distinguido por su corrupción, influyentismo y con lo de Dos Bocas, por su ineficacia. ¡Vaya caradura! Inaugurar una refinería que no está construida ni a medias. Entregar una refinería que habría de costarle a los mexicanos 8 mil millones de dólares, y que terminará costando 18 mil millones de dólares. Una mujer que, amparada en la complicidad con los hijos de López Obrador, puso a su marido a operar los contratos de Dos Bocas, lo que encareció la obra por la cantidad de moches y comisiones que el esposo de la Nahle estaría recibiendo. Todas las transas de la Nahle se están documentando, sólo para exhibir su corrupción, pues mientras tenga la venia de López Obrador y de sus hijos, la señora habrá de transitar en completa impunidad.

¿Esperaba usted que AMLO se sincerara y reconociera que tenía pacto con Peña Nieto? Dice que ni hubo pacto y que no hay persecución

Como hemos venido señalando, el presidente de México utiliza instituciones, gobernadores y hasta a periodistas para conseguir sus aviesos fines. Por supuesto, no se espera que el presidente se sincere y exprese que sí hubo pacto con Peña Nieto; tampoco se esperaba que dijera que hay una persecución política. La revista Proceso señaló que era demasiada casualidad que después de la reunión de Peña Nieto con personajes del grupo Atlacomulco la FGR iniciara investigaciones hasta contra la exesposa de Peña Nieto, la famosa Gaviota, Angélica Rivera. Pero muy a su manera López Obrador se exculpó: «Eso no es cierto. Eso, periodísticamente hablando, para no seguir mencionando que se dedican a calumniar, es de manera amable una ‘volada’ para no decir que es una calumnia. (…) No tenemos nada que ocultar». ¿Cuántas veces hemos escuchado al presidente decir mentiras? ¿Recuerda usted la excusa que puso cuando se le cuestionó sobre la Casa Gris en Houston de su hijo? «La señora parece que es rica», así, con esa simpleza cínica trata de acallar los comentarios sobre sus fallas. Por supuesto, la otra parte de la estrategia es culpar a los otros: «Nuestros adversarios, que son buenos para inventar cosas, hablan de pactos y de acuerdos, entonces quisieran que nosotros ocultáramos información para decir que se está protegiendo al expresidente Peña Nieto».

La guerra de excremento en Morena. Ignacio Mier le tira Miguel Barbosa y al senador morenista Alejandro Armenta

Dice el dicho popular que “perro no come perro”, pero en Morena resulta que puerco si escupe puerco. El líder de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados, Ignacio Mier, denunció ante la Fiscalía General de la República al gobernador de Puebla, Miguel Barbosa. Dice Ignacio Mier que su denuncia se puso “con el propósito de perjudicar sistemáticamente al Movimiento de Regeneración Nacional y a personas que le son contrarios a sus intereses económicos, políticos y personales”. Junto con Miguel Barbosa también se denunció al senador Alejandro Armenta y al fiscal de Puebla, Gilberto Higuera Bernal, todos por la “revelación de secretos, tráfico de influencias y delitos cometidos por servidores públicos previstos en el Código Penal Federal”. Vale mencionar que uno de los socios de Ignacio Mier, el periodista Arturo Rueda, director del periódico Cambio está en la cárcel, vinculado a proceso por los delitos de extorsión y operaciones con recursos de procedencia ilícita. En las investigaciones a su socio Arturo Rueda aparece vinculado Ignacio Mier señalado de estar implicado en el delito de lavado de dinero y evasión fiscal. Pues alguien, Mier señala que el gobernador de Puebla filtró información de la indagatoria de la Fiscalía de Puebla, esto con el fin de perjudicar al líder de la bancada de Morena en la Cámara de Diputados. Es por ello que Ignacio Mier se siente agraviado y si le tiran excremento, a él le sobra mierda para tirar a sus adversarios políticos.

Armando Ortiz                       Twitter: @aortiz52                             @lbajopalabra

otros columnistas