sábado, octubre 1, 2022

¿Alito en su último hálito?

Política Cero

Jairo Calixto Albarrán

Altamente recomendable la carta que envió don Porfirio Muñoz Ledo a nombre de algo llamado Nueva República, cualquier cosa que eso signifique. Una cosa que te devuelve la fe no sólo en la humanidad sino en este personaje que es una luz al fondo del túnel. Cualquiera diría que por la redacción y el contenido hace un llamado a exterminar a la Cuatroté, cualquiera diría que tiene una fuerte inspiración en Frenaaa, el Yunque y el KukluxPAN. Un tractatus que sería la envidia de Maquiavelo, Montesquieu y Voltaire, lo único que falta, además de una encuesta disfrazada a una convocatoria a un golpe de Estado, es una defensa vigorosa para un hombre que está sufriendo una persecución de la dictadura: Alititititito Moreno.

Es terrible que un visionario y un estadista de su estatura moral, provisto de un contundente sentido poético, sobre todo cuando habla de periodistas, funcionarios, empresarios, y de sus compañeros de sector y de partido, pueda ser desaforado por desaforado. Por fortuna se está defendiendo, como debe ser, al estilo Libertad Lamarque y Prudencia Grifell, haciéndose la vístima.

Alito no está solo. Ahí está Claudio X González que sin temor a la burla pública, citó en sus tuits con las peores citas citables del mundo, las palabras de este héroe del PRIcámbrico temprano. En cualquier momento algunos de los videos esotéricos de la doctora Denise Dresser, convertida en émula de Sandra Cuevas, para defenderlo. Ya espero con ansia de militancia los sesudos pensamientos de Calderón, Fox y Pedro Ferriz, con los ojos chereques y un poco destorlongados, defendiendo a este prohombre que podría terminar en el tambo acusado de atraco en despoblado y enriquecimiento explícito. ¿Desde cuándo es pecado querer vivir como mi licenciado Peña?

Yo sólo le pido a Dios que Alito no le sea indiferente, y que no me lo vaya a venadear la señorita Layda. Lo bueno es que el señor moreno, que odia a morena, tiene un poderoso bólido italiano para huir como Anaya y esconderse en el mítico laberinto del baño de su casa que es ancho y desconocido.

Ojalá que antes de que lo agarren los fiscales al estilo mexicano, descubra quién lo anduvo grabando. Además, ya le invirtió mucha lana al polígrafo del recuerdo con el que está checando a los choznos de don Plutarco. Algo medio comprensible, pues desde que llegó Alito al PRIcámbrico temprano se convirtió en el PRD con todo y chuchinero.

Seguramente un adalid de la democracia como Alititito será apoyado por la Nueva vieja banda TimbirINE, de la misma manera en que apoyaron a Hildebrando, el de los hermanos Zavala. 

otros columnistas