sábado, octubre 1, 2022

De traumas y terapias

Solo hay una linda personita que debe estar más frustrado, enojado y traumatizado que la afición Puma después de la madriza que le pusieron los culés en el Camp Nou (de hecho, vamos a exigir que vendan a Dani Alves y que con esos recursos nos paguen a la fanaticada una terapia para superar esta terrible congoja): Jelipillo Calderón, porque sin mandarle aunque fuera un memo y un meme, Markititititito de manera nada cortés mandó al rancho del Peje la alianza opositora y designó, sin democracia participativa de por medio (bueno, tampoco es que sea lo suyo suyito del KukluxPAN) al tal Vargas como su candidato para el Mordor del Edomex.

O sea, el expresichente Jelipillo se fue de bruces tres cruces pero lo que más dolió no fue tanto que no le dieron tiempo de poner de candidata a Margarita, sino que le hicieran el feo a sus amiguis del Grupo Atracomucho que tantos favores le hicieron. Ni se vale.

Y lo peor es que agarraron a Alitititititito ocupado en otras cosas, viendo a qué juez darle una vuelta en su Lambourghini para convencerlo de que aflojen los amparos, hacer pachangas en su bañotototote y ver packs hasta el fin del mundo. Quizá por eso y otros audios más, hasta el momento de escribir esta columna que tiene algo de cruz y del Pantera, el próximo expresichente del PRIcámbrico temprano no ha dicho ni una mentada, ni ha amenazado a nadie, ni mató de hambre a ningún periodista de los que tanto le preocupan.

Y es que con esta terrible experiencia de haber sido novateados por los panistas, quizá quienes más necesiten de esas terapias son los priistas. Pobrecitos, deben estar más sacados de onda que Pedro Ferriz invocando al Chupacabras, mi Charly Salinas, para que unidos acaben con la dictadura macuspánica. Bueno, Claudio XXX debe estar un poquito consternado porque sus líderes partidistas que él se compró en el Waldos de la política, se le están saliendo del huacal. ¿Qué sigue, que los Chuchos pongan de candidato en el Edomex a Alazraki que es su líder espiritual? O a Cabeza de Vaca, que es su fuente de inspiración y gusto pulposo.

Ahora la bronca se la dejaron a los priistas, que vestidos y alborotados, por las prisas y por la rabia de verse rebasados por Delfina, son capaces de elegir o a la Paredes o Sergio Mayer, o los dos al ritmo de “La ventanita del amor se me perdió.

A ver si la gente malvada no les organiza un lloratón como el que le aplicaron a Uribe con la llegada de Petro a la presidencia de Colombia.

otros columnistas