sábado, octubre 1, 2022

El antiKapuchinski para principiantes

Según lo que he aprendido de los muy cándidos voceros del sector opositors adictos a las narrativas de Alazraki, es que con tal de llevar agua a tu molino puedes decir práctica y pragmáticamente cualquier cosa. Siempre y cuando lo atribuyas al conocimiento empírico, o a una fuente directa de Palacio Nacional, probablemente producto de uno de tus delirios paranoicos. Todo con tal de alimentar el periodismo ficción, la comunicación vía Ouija y la infodemia como una pandemia antiKapuchinski. Más ahora que vemos a los paladines de la militarización convertidos en fakepacifistas de ocasión que suspiran por un muy pinochetista Golpe de Estado, con el único fin de instaurar una verdadera dictadura pinochetista de a de veras, no como esta Dictadura macuspánica donde hasta los más léperos antilopezobradoristas se manifiestan a sus anchas sin ser reprimidos como dictan los cánones. O sea.

Aunque peripatética y reguetonera, esta lógica me gusta. Sobre todo porque además de evadir las engorrosas máximas del periodismo como el dato duro, la información precisa y la acumulación originaria de fuentes fidedignas, confirmadas y de nivel, te permite asegurar cualquier cosa. Eso es divertido porque cualquiera podría afirmar que, en una reunión en su castillo en la Transilvania fifí de Las Lomas, Claudio XXX le exigió a Markitititito, Zambranitititito y Aliititititito que antes de quemar los OXXOs le trajeran unos paketaxos a los que es adicto.

También podría uno decir que mientras García Luna Productions llevaba las caguamas, los tehuacanes y los bucanas a las reuniones con la Barbie y el Chapo, el expresichente Jelipillo preparaba los cócteles Bacardí, las cubanderas y las medias de seda. Eso, mientras trataba de venderles tiempos compartidos en Iberdrola.

O que Pedro Ferriz invocó a los expresichentes Fox, Salinas, Calderón y Zedillo no para acabar con el Autócrata sino para filmar una película porno estilo Texas, y para pedirles prestado una lana para unos masajes con calambre.

Y claro, uno podría especular sin especular realmente que todos esos clasemedieros arribistas y seudofifís que apoyan a muerte al KukluxPAN y al PRIANChu y algo zombi llamado PRD, lo que buscan es trascender su plano mediocre de clase para así acceder a un multiverso superior donde su dios, Claudio XXX, los deje jugar a las escondidillas con el dragón que resguarda su tesoro en forma de papel de baño.

¡Ah, no, perdón, eso sí es cierto!

otros columnistas