lunes, octubre 3, 2022

¡Fuera máscaras! Nora Jessica Lagunes y Othón Hernández Candanedo, los panistas incondicionales del “Chapito”, votaron para aprobar la “Ley Nahle”

Señalan académicos y juristas de la talla del Dr. Francisco Berlín que la aprobada “Ley
Nahle” era innecesaria. Bastaba con que la zacatecana comprobara una residencia de 5
años antes de las elecciones. Pero había que montar un circo para que se viera que en el
Congreso mandan los caprichos del estulto gobernador Cuitláhuac García. Finalmente, la
“Ley Nahle” que presuntamente permitiría a los no nacidos en el estado de Veracruz, ser
elegibles para gobernar este estado se aprobó. El comunicado del Congreso de Veracruz
señala: “El Pleno de la LXVI Legislatura aprobó, con 38 votos a favor, 11 en contra y cero
abstenciones, establecer en la Constitución Política local que son veracruzanos las y los
mexicanos nacidos fuera del territorio estatal que tengan hijos veracruzanos o una
residencia efectiva de cinco años en la entidad”. Dos priistas, Arianna Ángeles y Marlon
Ramírez entregaron su voto a favor de la “Ley Nahle”, no extraña de esta clase de
políticos rastreros. Tampoco extraña que los dos diputados del PAN, Nora Jessica
Lagunes y Othón Hernández Candanedo, incondicionales de Joaquín Guzmán, el
“Chapito” que se quiso quedar con la dirigencia estatal del PAN con ayuda de Morena y
del Bola 8, votaran a favor de la “Ley Nahle”. Por supuesto, desde esta columna siempre
acusamos que Joaquín Guzmán quería la dirigencia del PAN para ponerla a las órdenes
de Morena. No pudo entregar a todos, pero a dos de sus incondicionales ya los puso a la
orden de lo que le pidan.

Adán Augusto, despertaron al ogro. “Yo no confío en usted” le dice madre de desaparecido. “Ni yo en ustedes”, contesta el ogro de Gobernación

Señala la máxima bíblica: “De la abundancia del corazón, habla la boca”. El secretario de
Gobernación salió de su oficina para atender a unas madres de colectivos de
desaparecidos que desde hace 15 días se han manifestado en los alrededores de la
Secretaría de Gobernación. Adán Augusto López, una de las “corcholatas” consentidas de
Andrés Manuel López Obrador, intentó tener un diálogo banquetero con ellas. Las madres
le reclamaban que no habían sido recibidas por alguna autoridad. “Como mujeres
mexicanas le solicitamos de verdad que nos reciba, que platiquemos”, le reclamó una de
las mujeres. Adán Augusto le dijo a la mujer, “sí ya estoy platicando con ustedes”. De
inmediato de atrás una voz reclamó: “Pero esto es informal, queremos un documento
firmado y sellado”. Fue entonces que Adán Augusto se dio vuelta, ubicó a la mujer y le
dijo en tono muy tabasqueño: “A ver señora, usted confía en mí”. A lo que la mujer reviró:
“Pues la verdad yo no confió en nadie”. De bote pronto el secretario de Gobernación
contestó: “Pues yo tampoco confió en ustedes”. La mujer le dijo: “Yo soy la madre de un
desaparecido y por ello no confió en las autoridades, necesito un documento con firma y
sello”. Aunque Adán Augusto le quiso componer señalando que ambos, autoridades y
colectivos deben confiar, quedó muy claro que es lo que trae en la mente el encargado de
la política interna del país, aspirante a la presidencia de México.

Ahora que AMLO busca el gobierno del Estado de México, los pactos con Peña
Nieto se van a la basura; anuncian otra investigación

OHL era una de las constructoras preferidas de Enrique Peña Nieto, eso desde que el
expresidente era gobernador del Estado de México. La constructora OHL (Obrascón,
Huarte y Laín) se encargó de dos de los grandes proyectos del sexenio de Peña Nieto: el
Circuito Exterior Mexiquense y el Viaducto Bicentenario. Todos sabían de la preferencia
que tenía el presidente Peña por esta empresa. Varios reportajes señalaron la corrupción
que había en OHL, quien engañaba con falsos estados financieros a sus inversionistas. Y
todo hubiera quedado en el olvido de no ser por la presión que se ejerce en contra del
expresidente Peña, cuyo grupo político busca conservar la gubernatura del Estado de
México. Nuevamente la Fiscalía General de la República manda un nuevo mensaje de
advertencia en contra de Enrique Peña Nieto, expresidente de México. En una tarjeta

informativa que se dio a conocer en los medios se anota: “Existe también una carpeta de
investigación por enriquecimiento ilícito, en la cual los dictámenes fiscales y patrimoniales
se están desahogando a través de las instituciones correspondientes y de los peritos
especializados en la materia”. Y ese enriquecimiento ilícito involucra a OHL. Así, de
repente, en la Unidad de Inteligencia Financiera, se acuerdan de las transferencias
millonarias que han llegado a las manos de Peña Nieto en España. Al parecer esta
denuncia es otro giro de tuerca al exaliado de López Obrador, el presidente alabado en un
principio, impune, al que no se le debía tocar. Pero ahora que AMLO busca el gobierno
del Estado de México, los pactos con el expresidente se van a la basura.

Armando Ortiz
Twitter: @aortiz52 @lbajopalabra

otros columnistas