lunes, octubre 3, 2022

¡La derechairiza guanajuatizante!

Para defender al góber precioso pero petocho de Diego Sinhue, dejan que sus parvadas de bots se acerquen a mí. Todo mientras se le chamusca Guanajuato gracias a su excelente trabajo al frente del gobierno. Como debe ser, en vez de atender los problemas, prefirió cabalgar al lado de otros grandes próceres de la talla de Chiflano Aureoles, Cabeza de Buey y Kike Alfaro en su muy krauzista papel de Mariano Otelo, digo, Otero.

Casi tan conmovedor como Pedro Ferriz que, después de invocar a los ex presichentes mexicanos con un pentagrama para acabar con la Cuatroté, ensalzó la probidad de Jelipillo Calderón (las risas se compran por separado). Me dicen que el autodenominado comunicador (algo todavía por confirmar) utilizará una ouija para reclutar a las almas en pena, que van arrastrando cadenas, de Díaz Ordaz, Echeverría, López Porpillo y Miguel de la Madrid, criadores y creadores de las devaluaciones doble pechuga.

Una cosa que te estremece, casi tanto como que echaran a patadas a Alititititito de la Comisión de Gobernación en la Cámara de Diputados luego de comprobarse que no es político pobre pero sí un pobrecito político. Lo chistoso es que Xóchitl Gálvez no haya ido hasta el caserón del priista a hacerle una estalkeadita como la que le aplicó a José Ramón López Beltrán a Houston, con sus drones que arman en cuaresma.

Situaciones que te parten el corazón, como contemplar a un millonario que no tiene más que dinero como Salinas Pliego que, después de andar como los tales valentones sacando a pasear su homofobia, misoginia y su clasismo, ahora le anda llorando al SAT para que lo deje liquidar sus deudas impositivas en abonos chiquitos para pagar poquito. ¡Qué dirá mi Pedrito Sola!

Lo que te alivia es que existan personas como Zambranitititititiititito que, a pesar de chillar porque hace un año que no ha visto a su jefe, Claudio XXX, sigue siendo el empleado del mes en el PRIANChu. Lo que se me hace raro es que el puro, sencillo y optimista líder del PeRDeré diga que aceptaría con gusto a Ricardo Monreal en su partido, pues según yo desde hace mucho que está con ellos, ¿no?

La única que dignifica al sector opositors es doña Beatriz Pagés que, con una pequeña ayuda de Alazraki & Lozano, ahora afirma que si Morena gana en el 2024 va a impulsar una guerra religiosa. Y seguramente, acabará con el palo Mayombe, la kundalini yoga, la iglesia maradoniana, pero impulsará la secta satánica del hijo de Charly Salinas. Chale.

Jairo Calixto Albarrán jairo.calixto@milenio.com @jairocalixto

otros columnistas