martes, octubre 4, 2022

Lo que mal empieza…

Así como lo que un día sube, tarde o temprano tiene que bajar.  Simplista observación que obedece a que, en este Planeta, sus inexorables Leyes son de vida y muerte, es decir, que todo lo que nace; un día tiene que morir.  Aunque ciertamente que hay árboles milenarios, también ellos algún día morirán…

Y si algo se inicia a partir de un acto ilegal; no puede acabar bien.  Como poner una fundación de beneficencia para ayudar a niños con cáncer, si se hace con dinero mal habido.  El fin, no justifica los medios…

Las Leyes de La Madre Naturaleza no están sujetas a excepciones ni a las interpretaciones de nadie; y no se pueden violar sin pagar las consecuencias…

Sobre lo que sucede en Nicaragua, depende de quién lo vea.  Si se ve en CNN, que si se ve en RT.  Las mismas noticias no se ven igual en La Jornada, que en El Universal.  Pero la Historia dice que el asunto deberá acabar a favor de Ortega… 

De ser así, será histórico y un ejemplo que otros podrán seguir, a pesar de que ya hay quienes piden la excomunión del Presidente y su señora esposa, es decir, que se vayan al infierno por toda la eternidad…

Las amenazas de siempre con sus inventados paraísos e infiernos; pues nadie, pero absolutamente nadie, sabe lo que hay después de la muerte.  La excomunión, en estos tiempos, es como espantar con el petate del muerto…

Es tiempo ya de acabar con la idolatría.  De que los que sobrevivan a la catástrofe que viene, no vivan aferrados a creencias absurdas. Las fantasías de que Jesús vino a salvarnos y murió por nosotros.  Y luego que ¡resucitó!  Por favor, nomás hay que ver cómo estamos para darnos cuenta de que eso no es cierto, de que aquí estamos sálvese el que pueda…

Los Dioses y nada, son dos nadas.  O, dicho de otra manera, no sirven para nada; digo, cuando menos para hacer la paz, no sirven.  Eso está bien claro.  Aunque para hacer dinero no hay mejor, ya quisieran los de la Reserva Federal ser tan buenos como ellos…

Sus bendiciones no están respaldadas con ninguna garantía de que van a funcionar y la suerte va a cambiar.  Igual las indulgencias y el perdón de los pecados; pues ni creyendo nadie se escapa de cosechar lo que ha sembrado…

El Vaticano, y sus bienes por medio mundo, iglesias, conventos, seminarios, escuelas, clubes, universidades, etc. es el único Estado del mundo que no produce nada; solo exporta bendiciones Urbi et Orbe, que es un contento…

Y por sus dimensiones y su población, debe de ser el más rico del mundo, o de los más ricos per cápita.  Y eso que el negocio se inició con el más grande despojo que registra la Historia: “La Donación de Constantino”; qué es precisamente la razón por la que no puede acabar bien…

Como tampoco puede acabar bien, quien promete regresar a los militares a los cuarteles, para acabar militarizando al Estado; y, además, para que sea transexenal y lo proteja de los fraudes que va a tener que hacer para conservar la Presidencia…

Ya que, de otra manera, de no llegar a la presidencia quien le cuide las espaldas, pasaría el resto de su vida tras las rejas por haber violado la Constitución.

Para terminar…

Si quieren saber cuál es el fondo de todo lo que está sucediendo en México, pues la responsable es la Democracia; cuya misión es dividir a la sociedad.  Más claro no puede ser. Conclusión: “Las democracias siempre terminan en violencia y anarquía”. Polibio (200 – 118)

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

otros columnistas

 ¡Ni modo!…

La vida nos obligará…

Esquizofrenia presidencial… 

No ha madurado…   

Fracturas en la UE…