martes, diciembre 6, 2022

La Reina Isabel II tuvo más de 30 corgis a lo largo de su vida ¿Qué sucederá con ellos ahora?

¡La Reina Isabel II tuvo más de 30 corgis a lo largo de su vida!

Lo último

Agencias/Sociedad 3.0

La Reina Isabel II tuvo un amor incondicional por sus perritos, ella misma supervisaba su dieta, se encargaba de pasearlos y trasladarlos en sus vacaciones, ¡hasta la acompañaron en su luna de miel!.

Fue una gran amante de los perros, especialmente de los Corgi. A lo largo de su vida tuvo 30 animales de esta raza a quienes cuidaba y dedicaba gran tiempo libre, sobre todo luego de la muerte de su marido Felipe en abril del año pasado.

La raza con la que creció la reina Elizabeth es una de las más antiguas de Gran Bretaña. El medio BBC compartió el árbol genealógico de los perritos Corgi de la Reina y aquí te lo mostramos:

Cuando la reina Isabel II cumplió los 18, sus padres le regalaron su primer cachorro, llamado Susan. Y tanto quiso la reina a su primera amiga canina que en 1947, siendo aún princesa y con apenas 21 años, los registros fotográficos muestran que se la llevó de luna de miel.

La larga tradición de este tipo de perros en la familia real comenzó cuando el rey Jorge VI, introdujo a Dookie, el primer perro de sus dos hijas en 1933. Además de los perros, los caballos fueron otro de sus grandes amores.

La reina Isabel en 1960 junto a su familia y sus corgis en Escocia

La reina Isabel ha criado a más de 30 perros de raza, algunos de ellos se han hecho famosos por haberla acompañado en momentos cruciales, como fue la mencionada luna de miel, o durante los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Incluso se ganaron un papel en el video que la reina protagonizó junto al actor Daniel Craig, interpretando a James Bond, para la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Londres de 2012.

Tras su muerte, ¿Qué sucederá con los perritos de la Reina?

La reina dejó de criar corgis al cumplir 90 años para no dejarlos huérfanos tras su muerte. El fallecimiento en 2018 de Willow, el último de los corgis que había domesticado ella misma, acabó con la dinastía.

“La corona inglesa siempre fue muy amante de los animales. Hace poco la Reina declaró -en función de su decadencia física- que ante la muerte del último ejemplar que tenía ya no iba a contar con ningún animal de compañía, recordó Romero.

La reina Isabel II es fotografiada el 15 de octubre de 1969 en la estación de tren King Cross con sus cuatro perros Corgi

Sin embargo, La familia real rompió la regla de la reina de no tener nuevos cachorros reales a medida que envejecía, cuando el príncipe Andrés decidió regalar a su madre dos cachorros, el corgi Muick y el dorgi -un cruce de dachshund y corgi- Fergus, el año pasado para animarla durante la hospitalización de su esposo, el príncipe Felipe, quién falleció poco después, el 9 de abril.

Isabel II había encontrado consuelo paseándolos por los terrenos del Castillo de Windsor, pero Fergus murió inesperadamente en mayo de aquel año, por lo Andrés y sus hijas, las princesas Beatriz y Eugenia, le regalaron otro corgi llamado Sandy.

El año pasado, la monarca también rompió su propia regla y adquirió un cocker spaniel de cuatro años, llamado Lissy.

En resumen, la reina tenía actualmente cinco perros: Muick y Sandy (corgis), Candy (dorgi) y dos cocker spaniel.

En redes sociales, comenzó a circular un rumor que apuntaba a que los corgis pasarían a mejor vida con la muerte de la reina. Sin embargo, no es cierto.

Aunque no se ha hecho público un plan oficial sobre quién cuidará de sus perros a partir de ahora, expertos en la Casa Real británica especulan que los canes podrían ser cuidados por el personal de la monarca o bien, podrían ir a parar a alguno de sus hijos. Probablemente con el principe Andrew, quién se los regaló.

Sin duda los corgis se convirtieron en todo un símbolo de la Reina e incluso hay peluches, pines, bordados y otros adornos de estos ‘lomitos’ en la tienda de regalos del palacio de Buckingham.

Relacionados

Columnistas