lunes, noviembre 28, 2022

Ni contigo ni sin PRI

Fue tal el golpe emocional del ChikiliQuadri en la Cámara de Diputados, que literalmente todo se le derrumbó como el Aeropuerto de Texcoco. Y su imagen en el suelo, tratando de levantarse penosamente, representa al sector opositors triste, ojeroso, cansado y sin ilusiones. Él que se sentía el rey del mundo después de ir a llorarle a Porfifirio Díaz en nombre de la democracia y la tolerancia, ahora era un chichicuilote arrastrándose al ver que no pudo acabar con la militarización sovietizante y neocomunista del Dictador macuspánico. Sobre todo después de que el Tribunal no le permitiría ser candidato en 2024 por el odio jarocho que le tiene al “lobby trans”, Oaxaca, Chiapas y varios más.

Pobrecito, ni Claudio XXX sufrió tanto después de que, a pesar de sus patéticas súplicas, Alitititito Moreno lo dejó colgado de la brocha. Se ve que los packs y los audios que tiene Layda Sansores están bien perros.

Bueno, otra imagen representativa de la oposición derrotada en el pleno es la del diputado Torreblanca del KukluxPAN que, en un fino y elegante homenaje a La hora pico, afirmó que Morena “usa la Constitución para limpiarse el culo”.

Y como si faltara algo, el rompimiento del PRIANChu:

Marko: Que sea tu cruel adiós mi orfandad.

Alito: Espera, aún la nave del olvido no ha partido.

Marko: Te vi besándote con ocho, ¡qué poca madre!

Alito: Espera un poco, un poquito más.

Marko: Ni contigo ni sin PRI, me voy con Osorio Chong.

Alito: ¡No rompas más, mi pobre corazón!

Thanks god, está la relajante foto de Dante Delgado escribiéndole unas palabras muy republicanas a la Reina, mientras en Buckingham le apedrean el rancho al ritmo de ¡Pedófilos, pedófilos!

Cómo estará la autoestima de los derechairos, que solo les quedó aplaudir la exoneración de José Luis Abarca, señalado por Encinas como el perpetrador del secuestro de los 43 de Ayotzinapa en colusión con el Ejército y el crimen organizado. Claro, con una pequeña ayuda del juez Samuel Ventura (especialista en sacar del tambo a los implicados en la desaparición de los normalistas), y gracias también a la investigación amañada y burda de Murillo Karam, bien defendido por Calderón que, qué raro, no se ha defendido de las acusaciones de Moreira el malo. La fifisauriza tuvo orgasmos. Lamentablemente los mariachis callaron cuando en plena histeria contra la militarización, detuvieron a los militares relacionados con la desaparición de los normalistas. ¡Qué rara militarización! jairo.calixto@milenio.com @jairocalixto

otros columnistas