lunes, enero 30, 2023

No discriminar laboralmente por la edad a personas, plantea Lorena Piñón

Lo último

La diputada federal Lorena Piñón Rivera realizó el posicionamiento en nombre de la bancada del PRI, en torno a la reforma al artículo 123 constitucional, alusiva a eliminar todo tipo de discriminación de los adultos mayores en el mercado laboral y así no pueda haber restricciones por motivos de edad en la oferta de empleos y en el desempeño de responsabilidades en el servicio público.

La legisladora veracruzana expuso: “en la fantasía, la invisibilidad es un superpoder muy atractivo por todas las posibilidades heroicas que ofrece a su poseedor. Pero en la realidad descarnada, la mayor injusticia que enfrentan las personas mayores es ser invisibles en el mercado laboral. La Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores en su Artículo 18 señala que el adulto mayor tiene derecho al trabajo digno y a la igualdad de oportunidades y de trato respecto de los otros trabajadores sin importar la edad.”

Desde la tribuna del Palacio Legislativo, afirmó: “El dictamen propuesto para reformar el artículo 123 constitucional, se encuentra en esta lógica de progresividad de los derechos de las personas mayores, pues refiere que no podrán establecerse un límite máximo de edad para ocupación de un empleo y tampoco se podrá restringir el ejercicio de un cargo en la administración pública con motivo de los años de vida.”

La también vicecoordinadora del PRI, indicó que la reforma al artículo 123 implica la progresividad de los derechos de los niños de hoy, “porque para la actual generación de infantes, la normalidad de su futuro será que haya muchos más hombres y mujeres supercentenarios, en donde los avances de la ciencia médica les permita tener una longevidad con una disminución en los índices de enfermedades crónicas y por ende mayores posibilidades de ampliar su etapa productiva”.

“Esta reforma no es sólo para los mexicanos que se encuentran en la tercera edad, sino también para los niños de ahora, los bebés que han nacido hoy y los que están por concebirse; porque merecen que las leyes le amparen su derecho humano al trabajo remunerado, sin posibilidad de ser segregados del campo laboral con motivo de su edad. Por los adultos mayores de hoy y los del mañana, por los próximos supercentenarios y los nuevos Matusalen del México que vendrá: ¡voto a favor!”, finalizó Lorena Piñón Rivera.

Relacionados

Columnistas