lunes, noviembre 28, 2022

OSX 3er Concierto: Soro, Debussy, Ortega, Schubert

Lo último

MIS IMPRESIONES

SERGIO R. ALVA LOZANO

TERCER CONCIERTO DE LA ORQUESTA SINFÓNICA DE XALAPA DEL 2 DE SEPTIEMBRE 2022.

DENTRO DEL 93° ANIVERSARIO OSX X FESTIVAL OSX 2022.

PRELUDIO

Esta vez se dio aviso oportuno de la dificultad que se presentaría por la realización del juego de basquetbol de los Halcones en horario coincidente con el concierto OSX. Pero aún así hubo muchísimos problemas para llegar, por lo que la orquesta esperó 15 minutos para iniciar el Programa.

En esta ocasión no me fue posible asistir por lo que escuché el concierto en línea por Radio UV con la voz privilegiada del Productor y locutor, el excelente guitarrista y cantante Maestro Francisco Aragón. Deseo enfatizar en la muy buena calidad de transmisión que casi me hizo sentir que estaba presente en la sala Tlaqná.

PRIMERA PARTE

I. Enrique Soro. Tres Aires Chilenos

I. Primer Movimiento. Allegro ma non toppo.

Se trata de una obra ligera y corta. En primer lugar Soro nos presenta un Aire de agradable tonada, se puede decir que un tanto con tintes españolados que recuerdan las oberturas de algunas gustadas zarzuelas. El movimiento presenta una estructura sencilla a manera de canción. El tema principal se repite y llega a la coda final en tan solo tres y medio minutos.

II. Segundo Movimiento. Moderato Allegro.

En esta parte entra primero un violín solo con una tonada que repite con una transición orgánica hacia una participación festiva de la orquesta. Intervienen todos los músicos hasta que nuevamente el violín solo, toma el papel principal acompañado en el fondo por una armonía orquestal relentando el tiempo, y cerrando así éste Aire en modo nostálgico.

III, Allegro Moderato.

Éste segundo aire nuevamente es de carácter festivo y alegre, pero ésta vez la temática nos recuerda a nuestra propia música mexicana, y es debido sin duda a la preponderante participación de los vientos metales, particularmente las trompetas, como en obras tales como la de sones de mariachi, o algunas otras de nuestros países hermanos de Latinoamérica.

Al finalizar la obra, el público aplaude contento de haber escuchado una música poco conocida pero que resultó muy agradable y sobre todo, nos fue familiar.

II. Claude Debussy. Preludio a la Siesta de un Fauno.

Este Poema Sinfónico del extraordinario compositor francés impresionista está inspirado en el poema L’après-midi d’un faune del poeta simbolista Stéphane Mallarmé. La música exquisita nos evoca una escena bucólica que se presenta justamente en un movimiento poético sutil y etéreo que nos transporta a una nube de un cielo apacible iluminado por rayos del mitológico Dios Helios, que nos permite presenciar cómo se despierta un ser mitad hombre dotado del exquisito don de tocar la flauta, ya de románticas notas, ya de melódicas danzas, ambas expresiones, que surgen como si fueran de la propia musa Euterpe. La bella música es lidereada por la excelente flautista Lenka Smolcakova bajo la impecable dirección del Maestro Lebel quien se adentra completamente en la bella obra para obsequiarnos con esa música que nos llega al fondo del corazón y nos exalta el alma. Transcurre así el poema hermosamente matizado por el celestial sonido del arpa ejecutada inmaculadamente por la talentosa Maestra Eugenia Espinales. Fabulosa inspiración de Debussy es esta estrella de su talento que brilla por propio mérito y es notable homenaje a la mejor obra del poeta Mallarmé, quien se expresa así en el siguiente pasaje:

El fauno:

¡Estas ninfas quisiera perpetuarlas.

Palpita su granate ligero, y en el aire dormita

en sopor apretado.

¿Quizá yo un sueño amaba?

Mi duda, en oprimida noche remota, acaba

en más de una sutil rama que bien sería

los bosques mismos, al probar que me ofrecía

como triunfo la falta ideal de las rosas.

¡Si las mujeres que glosas

un deseo figuran de tus sentidos magos!

Se escapa la ilusión de aquellos ojos vagos

y fríos, cual llorosa fuente, de la más casta:……

El afortunado público presente libera el aplauso retenido en el hinchado pecho y descarga un gran sentimiento de agradecimiento al gran expresivo talento y erudición musical del carismático Conductor Martin Lebel y todos y cada uno de los maestros músicos integrantes de la orquesta que se agigantaron para obsequiar por amor al arte tan exquisito banquete musical.

III. Sergio Ortega. Paz para los Crepúsculos que vienen.

Ahora se trata de una obra coral que a mi juicio, su valía se apoya en uno de los poemas del mundialmente reconocido Pablo Neruda, premio Nobel de Literatura en 1971. Su estructura es mas bien simple y también es muy corta. Por lo mismo se previó un ancore que fue una obra muy conocida en el mundo pues está relacionada con un hecho trágico muy lamentable, repudiado por buena parte de la población mundial, la muerte del Presidente chileno Salvador Allende. Se trata de la obra “El Pueblo Unido jamás será Vencido” que fue ampliamente popularizada por el grupo folklórico de protesta “Kilapayún”. En Tlaqná se escuchó muy impresionante. Y alcancé a percibir voces que se unieron a las del Coro. Al acabar la canción se ofrece un grande y entusiasta aplauso, y con enorme entusiasmo se agradeció a todos los participantes en ésta primera etapa.

He aquí parte del poema de Pablo Neruda.

PAZ para los crepúsculos que vienen”,

paz para el puente, paz para el vino,

paz para las letras que me buscan

y que en mi sangre suben enredando

el viejo canto con tierra y amores,

paz para la ciudad en la mañana

cuando despierta el pan, paz para el río

Mississippi, río de las raíces:

paz para la camisa de mi hermano,

paz en el libro como un sello de aire,

paz para el gran koljós de Kíev,

paz para las cenizas de estos muertos

y de estos otros muertos, paz para el hierro

negro de Brooklyn, paz para el cartero

de casa en casa como el dia, ……

…… Yo no vengo a resolver nada.

Yo vine aquí para cantar

y para que cantes conmigo.

El pueblo unido jamás será vencido”.

De pie, luchar.Que vamos va a triunfar

Avanzan ya. Banderas de unidad

Y tú vendrás. Marchando junto a mí

Y así verás. Tu canto y tu bandera florecer

La luz. De un rojo amanecer

Anuncian ya. La vida que vendrá

De pie, luchar. El pueblo va a triunfar

Será mejor. La vida que vendrá

A conquistar. Nuestra felicidad

Y en un clamor. Mil voces de combate se alzarán

Dirán. Canción de libertad

Con decisión. La patria vencerá.

Y ahora el pueblo. Que se alza en la lucha

Con voz de gigante. Gritando: ¡adelante!

El pueblo unido, jamás será vencido

El pueblo unido, jamás será vencido

La patria está- Forjando la unidad

De norte a sur. Se movilizará

Desde el salar. Ardiente y mineral

Al bosque austral. Unidos en la lucha y el trabajo

Irán. La patria cubrirán

Su paso ya. Anuncia el porvenir

De pie, luchar. El pueblo va a triunfar

Millones ya. Imponen la verdad

De acero son. Ardiente batallón

Sus manos van. Llevando la justicia y la razón

Mujer. Con fuego y con valor

Ya estás aquí. Junto al trabajador

Y ahora el pueblo. Que se alza en la lucha

Con voz de gigante. Gritando: ¡adelante!

El pueblo unido, jamás será vencido ……

…… El pueblo unido (Lara-lara-lara).

INTERMEDIO

SEGUNDA PARTE

IV. Schubert, Sinfonía N9 en Do mayor “La Grande”

Schubert, Sinfonía No. 9 “La Grande” Martin Lebel. Conductor de la OSX

I. Primer Movimiento. Andante; Allegro ma non troppo

Inicia el corno majestuoso acompañado tenuemente por los pichicatos de las cuerdas y realiza una bella introducción esbozando lo que será el tema principal. Ahora magistralmente siguen unos violines con el pichicato en tercer plano ya que los violines restantes acompañan a los chelos que toman la estafeta del tema principal con su intensa profundidad. Entran preciosamente las maderas y ya se escucha la participación de todos los músicos exaltando aquellas que fueran las notas iniciales. Schubert muestra su característica inspiración y se encuentra ya levantando un monumento que con cada nota va construyendo mostrándonos su sensibilidad y talento. Los músicos lo saben perfectamente y se entregan emocionados para integrarse en la creación de un hermoso ente musical expresivo que nos deleita por completo. Así en lo alto de una esplendorosa cúspide concluye este espectacular movimiento.

II. Segundo movimiento. Andante con moto

Concentrados todos, se da un breve silencio preparatorio ahora para interpretar esta otra hermosa creación que anuncian los alientos, para continuar ahora con un tema de momento apacible para luego contrastarlo con un tema increíblemente bonito. Se repite estructuralmente y se llega a una segunda propuesta intensamente romántica que invita a nuestra imaginación a danzar etéricamente en un espacio creado por las sublimes notas que ahora escuchamos. Hay un momento en que casi se hace silencio expectante, solamente para dar entrada de nueva cuenta a la secuencia temática mostrada que ahora en crecendo nos lleva alternada y contrastadamente hacia un remanso previo a una coda preciosamente orgánica que bien podría ser la cauda de un gran y luminoso cometa que se desplaza lenta y armoniosamente.

III. Movimiento. Scherzo: Allegro Vivace

Vaya que si empieza muy Vivace el movimiento con una batería de jubilosos compases que de inmediato igualmente nos conducen a felices sentimientos de alegría. El planteamiento de Schubert e igual en cuanto llevarnos, ahora más rápidamente, a recorrer contrastadamente el camino por él trazado en el que casi nos encontramos corriendo apresuradamente observando parajes de todo tipo, pero espectaculares en su conjunto. En lo personal me encanta la parte en la que me siento como si estuviera caminando a orillas de un cristalino y acaudalado río que con sus olas establece el ritmo y se muestra orgulloso de su beldad.

IV. Movimiento. Finale. Allegro Vivace.

Seguimos ya a su movimiento Final con el impetuoso modo Allegro. Apresurados llegamos al tema quizás ¡más bello de la obra! Es Intenso, es profundo, es armonioso y mucho más increíblemente plasmado en el cierre de su grande Sinfonía. Hace gala de todos los recursos orquestales imprimiendo una espectacular presencia. Conductor y músicos están por completo cautivados y por ende el Público, presente y radioescuchas también de igual manera. Se Acerca el final, ya se adivina por el estremecimiento presente absolutamente en todos, llegamos ya a la cumbre más alta y nos regocijamos de ello, es realmente intenso y espectacular, ¡cómo hemos llegado hasta aquí! ¡Y así en el mayor éxtasis concluye el concierto brillantemente!

Bravo! Bravo! Mil veces Bravo!

Conclusiones.

Otro fenomenal regalo para todos en su temporada por su 93 aniversario de vida! ¡Viva la OSX!

Continúa ascendentemente el desempeño de la OSX, están tocando fabulosamente, es entonces imprescindible que no nos perdamos uno solo de sus conciertos.

No faltemos al próximo concierto, será dedicado al DÍA INTERAMERICANO DEL AGUA, con un fabuloso programa con obras de ¡Pablo Moncayo, Jean Francaix y Carlos Chávez!

Relacionados

Columnistas