viernes, diciembre 9, 2022

El IPAX, desorden financiero total con permiso de Cuitláhuac

* Deudas por casi 323 millones, de ellos 122 millones al SAT y 18 al ISSSTE

* Hay 358 millones sin cobrar, pero cubiertos en presunto acuerdo paralegal

Marco Antonio Aguirre Rodríguez

El Instituto de la Policía Auxiliar y Protección Patrimonial (o Ipax, como es más conocido) tiene un total desorden financiero, que hace que acumule cuentas multimillonarias por cobrar, pero también deudas en un monto casi igual.

Sin embargo, Cuitláhuac García Jiménez, el gobernador de Veracruz, le aplaude a Héctor Manuel Riveros Hernández, Comisionado del Ipax, su gestión y hasta asegura que una deuda de 303 millones de pesos ya había sido saldada, según sus datos, al 13 de junio de 2022.

EL IPAX, DESORDEN FINANCIERO TOTAL CON PERMISO DE CUITLÁHUAC

En cambio, el 25 de febrero de 2021, el comisionado del Ipax agradeció a Cuitláhuac García Jiménez haber saneado la deuda de 308 millones 420 mil 136 pesos, que tenía la institución con el Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Pero la revisión de la cuenta pública hecha por le Orfis dice otra cosa.

El resultado de la Fiscalización Superior al Ipax en sus cuentas del 2021, anota que al 31 de mayo de 2022, le debía al SAT 122 millones 323 mil 789 pesos con 74 centavos.

O sea que esa limpieza de cuentas que dijo Héctor Manuel Riveros que ya se había hecho, no fue así.

Incluso, durante el 2021 y hasta el 31 de mayo de 2022, el Ipax sólo le entregó 7 millones al SAT por concepto de Impuesto Sobre la Renta Sobre Salarios.

Si Cuitláhuac García les dio 308 millones para pagarle al SAT, ¿dónde quedaron los otros 301 millones?.

Las deudas al SAT son parte de la “Observación Número: FP-037/2021/006 DAÑ”, donde hay un acumulado de 140 millones 777 mil 297 pesos con 87 centavos, de los cuales 18 millones 453 mil pesos, son de aportaciones de los trabajadores al ISSSTE.

Esto es, no le pagaron las cuotas a ese Instituto, sin importarles poner en riego la seguridad social de los policías y del personal administrativo.

DEUDAS POR CASI 323 MILLONES, DE ELLOS 122 MILLONES AL SAT Y 18 AL ISSSTE

En la “Observación Número: FP-037/2021/007 ADM” se muestra un adeudo por 182 millones 49 mil 419 pesos con 51 centavos.

Así es como se tiene el acumulado de deuda de casi 323 millones de pesos por parte del Ipax.

Lo peor de todo es que entre esa deuda pendiente, se incluían casi 18 millones de pesos por “Remuneraciones por Pagar al Personal”.

¿Ya le habrán pagado a su personal esas cantidades o seguirán sin entregarles sus sueldos?

A esto también se le suman más de 115 millones de pesos que se le debían a “Acreedores diversos”.

Pero además, los malos manejos administrativos del Ipax llevaron al Instituto a tener erogaciones innecesarias de 5 millones 100 mil pesos, por el pago extemporáneo de contribuciones, lo que generó pagos extra por actualizaciones, recargos e intereses moratorios.

HAY 358 MILLONES SIN COBRAR, PERO CUBIERTOS EN PRESUNTO ACUERDO PARALEGAL

En el Ipax, tan sólo en el 2021 hay un desfalco, o desahorro, como lo denomina el Orfis, por 54 millones 594 mil 269 pesos con 45 centavos.

El Ipax en su presupuesto para 2021 tenía un balance perfecto entre ingresos y egresos, por 984 millones 54 mil 483 pesos.

Sin embargo, la venta de servicios llevó a que los ingresos en ese año fueran por 1 mil 224 millones 297 mil 253 pesos.

Una cantidad que no cualquier institución logra por recursos propios.

Por eso es que el Ipax es tan peleado en su titularidad.

Pues bien, el tener mayores ingresos no propició que el titular del Ipax, Héctor Manuel Riveros Hernández, pudiera tener ahorros en la institución o por lo menos que se hubiesen pagado algunas de las cuentas pendientes.

Al contrario, El Pastas, como le dicen, se las arregló para que los gastos fueran mayores que los ingresos, acumulando pagos por 1 mil 278 millones 891 mil 522 pesos.

Tener más ingresos hizo que Riveros Ramos gastase 54 millones 594 mil 269 pesos que no tenía la institución.

Paradójicamente, el Ipax a la par tiene cuentas por cobrar sustanciales, por 373 millones 480 mil 974 pesos, enumeradas en el rubro de “Derechos a Recibir Efectivo y Equivalentes”.

Ahí se muestra que los “clientes” le deben al Ipax $358 millones 232 mil 408 pesos.

Más el Instituto nada hizo durante 2021 para recuperar ese dinero.

Versiones internas del Ipax enuncian que probablemente esas cuentas ya fueron saldadas en acuerdos paralegales realizados por funcionarios de la institución, quienes cobraron una parte de la deuda con el compromiso de ya no requerir el total de la misma.

Pero, como son -presuntamente- acuerdos no legales, los mismos no se reportaron como ingreso a la institución.

Los mismos empleados que enumeran esto, mencionan que es por esto que el Ipax no ha emprendido acciones legales para recuperar ese dinero, aunque podría hacerlo.

En ese mismo rubro se anota la cuenta “Clientes Depósitos por Aclarar”, con número negativo de “-2,982,781.70”.

El Orfis en su revisión anota que este es “un saldo contrario a su naturaleza contable, lo que afecta la expresión fiable de las transacciones económicas en los Estados Financieros”.

Sin embargo, aún con esto, ese monto no entró en las observaciones del Órgano de Fiscalización hacia el Ipax.

Un dato curioso es que se encontró que la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) le prestó 4 millones al Ipax en un “Contrato Mutuo sin Interés”, pero aún con ésta característica, el Instituto le debió pagar a la Secretaría 25 mil 888 pesos de “interés moratorio por pago extemporáneo”.

En las mútiples irregularidades administrativas que se encontraron, el Ipax igualmente no presentó evidencia de la autorización de la Sefiplan por el arrendamiento de inmuebles para sus comandancias, “por lo que no existe la certeza de que se hayan asegurado las mejores condiciones de eficiencia, eficacia y economía por los recursos ejercidos”.

De la misma forma se anota que: “Derivado de la revisión de las adquisiciones efectuadas por el Instituto durante el ejercicio 2021, se detectaron contrataciones de bienes y servicios formalizadas a través de contratos abiertos por un importe de $20,125,239.60, en los cuales no se establecen los montos mínimos y máximos a contratar”.

Con estos datos el Orfis encontró observaciones que hacen presumir la existencia de un daño patrimonial a la Hacienda Pública Estatal por 18 millones 801 mil 830 pesos con 82 centavos, tan sólo de lo referente a la cuenta pública 2021.

Y eso que no se auditó el total de los ingresos y egresos, si no únicamente el 52 por ciento como máximo de los mismos.

¿Qué hubiera ocurrido si los hubieran auditado todos?.

Así es como los místicos se comportan con los recursos de los terrenales, confiando en la impunidad.

otros columnistas