miércoles, febrero 1, 2023

¡Hay un Monreal en mi bota!

Una de las manifestaciones más claras de la tolerancia del sector opositors, fue sin duda la aparición del #LordCuchillote, que lo suyo es dar en la Tabe. Algo solo comparable con la capacidad para el diálogo y el debate de la ultraderecha internacional cuando a unas horas de las votaciones en Brasil, una diputada de la banda de Bolsonaro —el Donald Trump carioca— apareció pistola en mano amenazando a quienes estaban a favor de Lula. Fue tal el escándalo que llamó la atención de un eterno rebelde, Mark Hamill, el mismísimo Luke Skywalker, que como Jedi se manifestó a favor del candidato del Partido del Trabajo. Unas elecciones muy sucias gracias a Bolsonaro que, con toda probabilidad, se trajo unos asesores del PAN, el PRI y del INE.

Ese espíritu se manifiesta entre los voxistas mexicanos, por eso Mariana Gómez del Campo, sobrina consentida de Margarita y Calderón, pidió a sus seguidores, que son como 17, que si veían a algún simpatizante de la 4T pasearse por la carrera del Checo Pérez, que les tomaran fotos para denunciar su incongruencia. Una actitud nada infantil, nada caprichosa, nada maníaca, que demuestra el nivel del pensamiento moderno y mente abierta de los kukluxpanistas. A través del Twitter le pedí que llevara una buena cámara para que me tomara en todo mi esplendor gitano. Si me iba a balconear como la señora del Hunan, que por lo menos las fotos no salieran desenfocadas. Por vivir en el quinto patio intelectual, creen que los de izquierda están condenados a vivir en una cueva, oscura y húmeda, leyendo a Marx como si fuera una biblia, alejados de las tentaciones del capitalismo salvaje. Es lo malo de creerle a Loret y a Ferriz.

Ahí está su campaña furris para defender a ese algo sin nombre que obsesiona a Lorenzo y Cirito, que se llama INE, pues cuando se lee la etiqueta #ElINENoSeToca, parece que dice #ElPerineoNoSeToca, basta ya de fruslerías. Lo malo es que si los del INE nos quieren gobernar, solo los efebos de Claudio XXX le siguen la corriente. Y es que el problema no es el INE, el problema son quienes lo defienden. O sea, cuando tu grupo de apoyo lo componen Álvarez Y Guasa, Krauze, Loret, la Zavala, Markitititio, Zambranitititito y Alititito vestido del vaquero Woody diciendo ”Es que hay un Monreal en mi bota”, es muy posible de que se trata de trata. De veras, ¿no pudieron encontrar algo mejorcito que Francisco Martín moreno y los paleros de Alazraki?

Así no se pinches puede.

otros columnistas