lunes, noviembre 28, 2022

Manuel Huerta dice: “Muchos quisiéramos estar tan sanos como AMLO”

Manuel Huerta dice: “Muchos quisiéramos estar tan sanos como AMLO”. ¿Así de jodido quisiera estar Manuel Huerta? ¡Ahí la lleva!

A que don Manuel Huerta Ladrón de Guevara, parece que en su casa están prohibidos los espejos. En una ocasión, queriéndose burlar de la edad de Yunes Linares declaró: «Si Miguel Ángel Yunes Linares viene y pide su pensión tiene derecho, si le da la edad, no ando investigando la edad de nadie, pero creo que es más grande que yo, la pudiera merecer, cualquiera». En esa ocasión le recordamos a Manuel Huerta de 61 años, que Yunes Linares, de 69 años, corre maratones, sin embargo, Manuel Huerta sólo corre tras las faldas de sus futuras empleadas. Pero como si no entendiera que su aspecto físico delata su mal estado de salud, Manuel Huerta salió esta vez con la siguiente perla: “Muchos quisiéramos estar tan sanos como AMLO”. López Obrador ya lo reconoció, es hipertenso, le aplicaron un cateterismo por el riesgo de un infarto; cuando se sienta como que algo le rebulle que no puede ni siquiera mantener bien sentado. Pero no solo eso, ahora también sabemos que López Obrador tiene hipotiroidismo, gota y angina inestable de riesgo alto. ¿Así de jodido quisiera estar Manuel Huerta? ¿Así de jodido como el presidente de México, que, de acuerdo con lo revelado por Latinus tiene graves daños en su salud? Claro que por lo que se ve, ahí la lleva don Manuel. Aunque la enfermedad más grave de Manuel Huerta Ladrón de Guevara, de acuerdo con las denuncias que le han interpuesto, es su incontinencia sexual.

Elba Esther Gordillo dice que AMLO es corrupto. “Es corrupto también el que miente y que solapa a su familia en sus ilícitos”

A muy pocos le queda duda que en 2006 Andrés Manuel López Obrador perdió la elección porque no quiso aceptar el apoyo de la maestra Elba Esther Gordillo. La maestra y sus huestes apoyaron a Felipe Calderón, quien ganó por un pequeño margen la elección de ese año. En 2018 se sabía que Elba Esther estuvo apoyando la campaña de Andrés Manuel López Obrador, quien le pagó el favor sacándola de la cárcel. Sin embargo, fiel a su naturaleza, López Obrador traicionó a la maestra, a quien no le entregó el control del SNTE, apoyando tácitamente a Alfonso Cepeda Salas. Hoy la maestra, consciente de cuales pueden ser las consecuencias, declara que por el presidente de México no siente ni amor ni odio: “Ni amor ni odio, decepción…Para él todo lo que no es él, es malo y creo que está rotundamente equivocado”. Pero va más allá la maestra, quien le devuelve a López Obrador el calificativo, pues el presidente la tachó de corrupta: “Es corrupto también el que miente y que solapa a su familia en sus ilícitos. El otro tema de sus adjetivos hoy ya no me ofenden, porque es corrupto también el que miente. Es corrupto el que no ejerce el poder en servicio de los demás, es corrupto el que solapa a su familia en ilícitos, pero sobre todo cuando los valores y los principios a los que se comprometió uno, no los cumple”. Podría suceder que mañana o la próxima semana la FGR abra el expediente de Elba Esther Gordillo y la acusen otra vez de enriquecimiento ilícito. No se le olvide a la maestra que la cualidad más fuerte de AMLO es el rencor.

¿Por qué defiende López Obrador a Gertz Manero? Porque le funciona. Como perro agradecido, hace las gracias que le pide

Gertz Manero estuvo a punto de salir de la Fiscalía General de la República. El escándalo al descubrirse su intento fallido por dejar en prisión a su cuñada y a su sobrina lo pusieron con un pie fuera de la FGR. Después estuvo el enfrentamiento con Julio Scherer Ibarra, a quien quiso meter a la cárcel; si no a él, a sus abogados. Pero tampoco pudo. López Obrador lo mantuvo en el cargo después de la paliza. ¿Para qué? Para gozar de su agradecimiento constante. Ahora Gertz Manero, más que estar al servicio de la nación, está al servicio de López Obrador. Por ello, después de las presiones del Ejército, López Obrador tuvo que recular y pedirle que cancelara la orden de aprehensión a 16 militares que participaron en la desaparición de los 43 de Ayotzinapa. Gertz Manero, el fiscal agradecido, obedeció moviendo la cola. Por ello López Obrador lo defiende: “La actitud del fiscal ha sido de colaboración, no tengo un sólo acto, una acción, un proceder contrario al propósito de aclarar lo sucedido y de castigar a los responsables y encontrar a los jóvenes (…) En ningún caso tuve resistencia del fiscal Gertz Manero ni del presidente de la Corte porque hablé con ellos y les pedí apoyo y colaboración, y los dos siempre dispuestos a ayudar”.

Armando Ortiz                                   Twitter: @aortiz52                             @lbajopalabra

otros columnistas