domingo, noviembre 27, 2022

Reforma Electoral ¿Va, o no va?

    Sin prestar la más mínima atención a la voluntad que los mexicanos hicieron notar en las marchas de apoyo al Instituto Nacional Electoral y por consecuencia a la permanencia y crecimiento de la incipiente democracia mexicana, que se llevaron a cabo el pasado domingo 13 del presente mes en todo el país, los adoctrinados diputados del Movimiento de Regeneración Nacional, presentaron ante comisiones sin cambio alguno, la propuesta de iniciativa de reforma electoral de Andrés Manuel López Obrador.

    La que al ser del conocimiento de los integrantes de los partidos opositores que forman las comisiones Unidas de Reforma Política-Electoral, de Puntos Constitucionales y de Gobernación, causo el enojo, que fue calificado como una burla al ser la misma que se ha propuesto desde un principio en contra no solamente del INE, sino de la vida democrática de México.

    Que prácticamente se puede considerar, confirmó la negativa que ya se venía comentando en cuanto a la aprobación de esta reforma electoral a nivel constitucional. Ya que contiene reformas como las siguientes: prácticamente la sustitución del Instituto Nacional Electoral, por uno nuevo que se llamará, Instituto Nacional de Elecciones y Consultas (INEC). Que la elección de los Consejeros Electorales, sea por voto popular; Centralizar los procesos electorales de todo el país en la Ciudad de México, lo que implica la eliminación de los Organismos Públicos Locales Electorales (OPLE) y los Tribunales Electorales Estatales (TEE); reducir de 11 a 7 los Consejeros Electorales; Renovar y reducir a los magistrados electorales y elegir a los diputados y senadores por el método que se utiliza para los plurinominales, además de eliminar el número de 500 diputados a 300 y el de 128 senadores a 96.

    Medidas con las cuales el arbitro electoral nacional que es el INE, además de desaparecer, el que lo sustituya, lo hará sin tener la autonomía que tiene el actual, lo que por donde se analice pone en riesgo, como se señala en párrafos anteriores, la naciente democracia que se está viviendo en este país. Situación que preocupa a la Organización de las Naciones Unidas-Derechos Humanos, como lo ha expresado recientemente, al comentar que se deben preservar las instituciones imparciales e independientes. Y también lo que hace algunas semanas opinó la Comisión de Venecia del Consejo Europeo, en forma aún más directa, cuando indicó que la reforma electoral de Andrés Manuel López Obrador, no da garantías democráticas.    Por el momento solamente hay que esperar cual será la verdadera reacción de los legisladores de oposición que el próximo lunes 28 del mes en curso, analizaran en comisiones la pretendida reforma electoral, para que sea turnada al pleno para su votación el martes 29, esperando que esta no sea aprobada, por el bien de México y los mexicanos. Usted qué OPINA, estimado lector. Hasta el martes. noti-sigloxxi@hotmail.com

otros columnistas