miércoles, febrero 21, 2024

Conoce cómo surgió en el puerto de Veracruz, la tradición de El “Viejo”

Lo último

Agencias/Sociedad 3.0

Es una tradición que la última noche del año, personas caracterizadas de ‘viejitos’ salen a las calles, cantando y pidiendo una limosna, para representar el año que está por terminar.

Sin embargo, muchas personas desconocen la historia que dio origen a esta tradición que surgió en el Puerto de Veracruz.

El origen de esta tradición, se remonta a un conflicto laboral en los muelles, cuando trabajadores del mismo iniciaron un movimiento de inconformidad porque los administrativos de las aduanas se quedaban la mercancía que nadie reclamaba.

Tras esto surge el líder del movimiento, un señor de apellido Bovril, quien exigía el reparto de la mercancía y una gratificación anual, mejor conocida como aguinaldo. Bovril se manifestó haciendo ruido y escándalo afuera de las casas de los directivos, por lo cual lo metieron a la cárcel.

Tradición ‘El viejo’

Sin embargo, sus compañeros deciden nuevamente salir a la calle a hacer ruido con sartenes y otro tipo de utensilios, ahora con la intención de recolectar dinero y así poder sacar a Bovril de la cárcel.

Un año después, los trabajadores del muelle de Veracruz repiten este acto, saliendo a las calles, pero esta vez vestidos de viejitos, acompañados de tambores, latas, guitarras, panderos, y demás instrumentos.

Desde entonces, cada año en fechas de Navidad, un grupo de personas se viste de viejitos y sale a las calles a pedir aguinaldo de forma alegre cantando:

Una limosna para este pobre viejo, una limosna para este pobre viejo, que ha hijos, que ha dejado hijos, para el Año Nuevo, cantan y bailan alegremente.

La tradición del Viejo también se caracteriza por sentar en el frente de las casas un muñeco hecho de ropa vieja, relleno de papel o aserrín y cohetes.

Este representa el año que termina, se le prende fuego haciendo que exploten los cohetes y así despedir al año.

Relacionados

Columnistas