miércoles, febrero 1, 2023

Nahle ya no da fecha para la producción de gasolina en Dos Bocas

* Balconean a Nahle en el Senado por la deficiente construcción de la refinería Olmeca

* También aceptó que hay sobrecostos en la construcción de la refinería

Marco Antonio Aguirre Rodríguez

Y finalmente, ¿cuándo se producirá el primer barril de gasolina en la refinería Olmeca?.

Quién sabe.

Ahora ya ni siquiera Rocío Nahle García, la secretaria de Energía, encargada de la construcción de la misma, se atreve a dar una fecha.

Primero dijo que en julio, cuando se inaugurase la refinería, luego que en diciembre de éste año.

Y ahora, ya ni siquiera quiso dar fecha.

No se le vaya a cebar otra vez.

En su comparecencia en el Senado, ante la Comisión de Energía, como parte del análisis del Cuarto Informe de Gobierno, el primero en hacer preguntas durante la comparecencia fue el poco notable senador por Veracruz, Ernesto Pérez Astorga, quien le recordó que ella había dicho que pretendía introducir el primer barril de crudo a la refinería en este diciembre y le preguntó sobre como va el proceso.

Ojalá que Pérez Astorga esté sentado mientras espera la respuesta, porque Rocío Nahle ni siquiera quiso hablar sobre eso, mucho menos de la fecha en que se tendrá el primer barril de gasolina refinado ahí.

A lo más que llegó, fue a decir que se introducirá gas a la refinería, a través de un ducto que conecta con Cactus, Reynosa.

Nada más.

Pero de la producción de gasolina, nada.

E igual puede ocurrir con sus aspiraciones de ser candidata al gobierno de Veracruz por Morena en el 2024: Nada.

Su destino está amarrado a la refinería Olmeca.

BALCONEAN A NAHLE EN EL SENADO POR LA DEFICIENTE CONSTRUCCIÓN DE LA REFINERÍA OLMECA

La senadora Xóchitl Gálvez Ruiz, del PAN, fue quien más evidenció las deficiencias en la construcción de la refinería.

En base a las puras respuestas que Rocío Nahle dio en su comparecencia ante la Comisión de Energía Xóchitl Gálvez (la misma que le reclama derecho de replica al presidente López Obrador) apuntó que la secretaria de Energía avaló que:

– Se hace la construcción de la refinería sin saber cuánto iba a costar.

– Tampoco se conoce el tiempo real de construcción que se va a tardar.

– No se planificaron las obras externas que se requerían.

– No se planearon las adecuaciones a la ingeniería del proyecto de construcción de refinería que se elaboró con Felipe Calderón, “porque es con la que la estaban construyendo”, le puntualizó Xćhitl Gavlez.

Además Rocío Nahle reconoció en sus respuestas que:

– Se saltó la metodología de control de proyecto, con el pretexto de poder entregar su proyecto a tiempo, “esto es el equivalente a construir un edificio y poner los cimientos al final”, le señaló la también ingeniera Xóchitl Gálvez.

– Reconoció que no tenían permisos para la planta de cogeneración de energía eléctrica que abastecerá a la refinería Olmeca. Ante esto, la misma senadora le preguntó: ¿en serio se lanzó a diseñar y construir una refinería sin cogeneración?.

– Tampoco se integraron a las empresas consideradas como “utilities”, que “son justo las que le dan servicio a la refinería, por ejemplo, gas, agua, electricidad, aire, hidrógeno, etcétera”. “Diseñar una refinería sin “utilities” es un error de principiantes, secretaria, ahí tiene el resultado de su construcción acelerada”, le reclamó Xóchitl Gálvez.

Con este bagaje, aportado por la misma Rocío Nahle, Xóchitl Gálvez le recriminó que “el costo de ejecutar sin planeación es mucho mayor que la inflación, y es por eso que tiene los problemas que tiene”.

Y nuevamente la llamó inepta: “usted es la responsable del proyecto y usted fue la que dijo que estaría lista (la refinería) en 3 años y que costaría 8 mil millones de dólares”.

Además de que la señaló de corrupta: “los bandidos son los amigos de su compadre Quintanilla, a  los que le asignó el primer contrato por cerca de 5 mil millones de pesos, cuya empresa constituyeron una semana antes de asignarle el contrato por invitación restringida”.

Esos “bandidos” son los que hicieron la plataforma que ahora se inunda “porque tiene pésimas obras de drenaje”.

TAMBIÉN ACEPTÓ QUE HAY SOBRECOSTOS EN LA CONSTRUCCIÓN DE LA REFINERÍA

En la presión de los hechos, ahora hasta la misma Rocío Nahle reconoció que se tiene un sobrecosto en la construcción de la refinería:

“A la fecha el avance financiero es de 235 mil 788 mil (SIC) millones de pesos”.

Sí, así lo dijo.

Leído de esa forma significaría que la refinería va a costar 235 billones de pesos (o sea millones de millones). Para tener una idea del volumen de dinero que eso representa, el presupuesto del gobierno federal para el próximo año es de 8 billones de pesos. O sea que sería el total del gasto federal de 30 años.

Tal vez Rocío Nahle, como la chica que lee las notas falsas en las mañaneras, no sabe leer, o por la emoción se le cuatrapeo la lectura de la cifra, porque se la han de haber puesto sólo en números, no con palabras.

En números serían 235,788’000,000. Y se leería: 235 mil 788 millones de pesos.

Pues bien, ésta cantidad es igual a los 12 mil millones de dólares que dijo que se llevan gastados en la construcción de la refinería.

Tan solo con esa cantidad, ya hay una erogación un 50% arriba de lo que se dijo originalmente que iba a costar la planta.

Hay un incremento de un 50%, en tres años.

Y todavía no está terminada la refinería.

¿Cuánto más, en números oficiales, se elevará el gasto?.

Rocío Nahle esgrimió sus “otros datos”, porque no quiso aceptar la versión de la Secretaría de Hacienda del dinero inyectado a la refinería  hasta ahora: 16 mil 514 millones de pesos.

Para recordarle éste número Xóchitl Gálvez mostró una tabla, con datos obtenidos de  las actas del Consejo de Administración de Pemex y validados por el mismo Secretario de Hacienda:

8 mil millones de dólares de presupuesto inicial; más 918 millones de dólares para la planta de cogeneración de energía eléctrica que se comenzó a construir sin tener los permisos correspondientes; 1 mil 126 millones de IVA, que es el pretexto preferido de Rocío Nahle para justificar el incremento de los gastos en Dos Bocas; más 853 millones 280 mil 920 dólares de la “puesta en operación”, los cuales suman 16 mil 514 millones 838 mil 423 dólares.

“¿Cómo explica que el costo se haya duplicado?. Aquí hay de dos sopas, o son ineptos o son bandidos; creo, que en este caso son ambos”, le increpó Xóchitl Gálvez.

Más del doble de la proyección inicial, de acuerdo con datos oficiales.

Los cálculos extraoficiales de lo que se lleva gastado en Dos Bocas, en cambio van de los 20 mil millones de dólares a los 23 mil millones de dólares.

Deer Park, la refinería que compró Pemex en Estados Unidos costó 596 millones de dólares y ya está operando, produciendo 210 mil barriles diarios de gasolina, diésel y turbosina, según lo dicho por la misma Rocío Nahle.

Con lo que se lleva pagado por la refinería Olmeca, según los datos de Rocío Nahle, 12 mil millones de dólares, se podrían haber comprado 20 refinerías operativas y productivas, como Deer Park.

Y ya tendríamos resuelto el problema de la compra de gasolina al extranjero.

Pero entonces no se podrían hacer los grandes y multimillonarios negocios que se realizan al amparo de la refinería Olmeca.

Y sin esto, ¿pues cómo que que chiste?.

NAHLE NO QUIERE BAJAR EL COSTO DE LA LUZ PARA LOS VERACRUZANOS

Ahí a la secretaria de Energía, Julen Rementería del Puerto, coordinador de los senadores del PAN, nuevamente la confrontó para que solicitar que se reduzca las tarifas de energía eléctrica en Veracruz y que se condone la deuda eléctrica en la entidad.

“Si no bajan las tarifas de luz es porque la titular de energía y el gobernador de Veracruz no quieren, quizá necesitaríamos que la Secretaria de Energía o el Presidente sean veracruzanos, para que escuchen la demanda ciudadana”, expresó Julen.

De hecho le pidió no ser omisa ni indiferente ante el reclamo de 8 millones de veracruzanos que exigen una reducción en las altas tarifas eléctricas.

Para reforzar la postura, le entregó un paquete de firmas recopilado por casi toda la entidad, con la solicitud de pagar menos por la luz.

Pero Nahle, nuevamente puso oídos sordos.

Esa es la que quiere ser la gran mística de Veracruz, pero que no le importan los veracruzanos.

otros columnistas