jueves, septiembre 21, 2023

Con Ebrard, despejado el enigma político de MORENA

LA CENA de las corcholatas de Morena, con el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, la cual tuvo lugar este lunes por la tarde noche en el café restaurante de la librería Porrúa, del centro de la ciudad de México, tuvo un significado especial en estos momentos de las grandes decisiones políticas, porque ahí, supuestamente, se tomaron acuerdos importantes respecto de quién será el candidato del partido político en el poder, a la presidencia de la república.

En menos de veinticuatro horas, uno de los aspirantes, Marcelo Ebrard, renunció a la secretaría de relaciones exteriores, de la cual era titular, para dedicarse, en cuerpo y alma, a buscar el consenso interno de su partido, con rumbo a la obtención de la candidatura a la presidencia de la república.

Estos hechos, han tenido, de alguna manera, una especial repercusión a nivel nacional, porque si el presidente los reunió a todos para tomar acuerdos, es porque, de alguna manera, ya llevaba, bajo la manga, la decisión tomada de que Marcelo Ebrard, su carnal, será el candidato de Morena, lo que, seguramente, les dio a conocer tanto a las demás corcholatas, como al dirigente nacional de Morena, que también fue incluido, junto a los gobernadores de su partido, para escuchar la sentencia política que estaba esperando.

De esta manera, se intuye que les pidió unidad política a todos y discreción en lo tratado en esta reunión privada, con lo que, se entiende que ya dio luz verde al todavía secretario de relaciones exteriores, pues su renuncia tendrá efectos a partir del próximo lunes doce de este mes.

Para algunos analistas políticos, esta reunión, junto a la inmediata renuncia del funcionario Marcelo Ebrard, puede tratarse de una mera estrategia, aunque todo parezca indicar que el bueno es precisamente el secretario de relaciones exteriores, quien ha trabajado muy cerca con el presidente. De ser así, todo ha sido resuelto para Morena, siendo, sin duda alguna, la mejor decisión que ha tomado López Obrador.

Con Marcelo Ebrard, se despeja el enigma político de Morena.

                                                    ———————–

MARLON, ¿TENDRÁ SENADURÍA O DIPUTACIÓN FEDERAL?

LAS DOS SON BUENAS posiciones políticas y merecidas para quien se la ha jugado siempre, sin importar que le carguen a sus espaldas todos los errores que se cometieron en el pasado y que relegaron al instituto político, a una posición difícil que puso el riesgo de su desaparición del escenario político estatal. Cualquiera de estas oportunidades, no será más que un reconocimiento que se le haga por haber tenido que ir a la fiesta y bailar con la más fea, durante un periodo en el que tuvo que trabajar sin recursos y sin acompañamiento general del priismo estatal ante el abandono, prácticamente, de todos aquellos que se sirvieron de sus siglas y que cuando se les necesitó no aparecieron.

Y qué curioso, aparecieron, eso sí, cuando vieron la oportunidad de relevarlo en la presidencia del Comité Directivo Estatal, exigiendo su renuncia al término de su gestión, conforme lo dictan los estatutos, negándole que pudiera tener la oportunidad de continuar en su trabajo político. Marlon, es un político conciliador y de gran prestancia para lograr los objetivos políticos del revolucionario institucional, por lo que logró, en cierta forma, que el partido se encuentre casi intacto ante la avalancha de ataques políticos de los que ha sido objeto.

Y sigue ahí, porque primero están las instrucciones nacionales de esperar hasta el momento preciso, cuando las circunstancias ayuden a recomponer el escenario político y que haya, finalmente, los acuerdos que favorecerán la unidad política para intentar recuperar la confianza popular y consecuentemente, las posiciones de Gobernador y diputados locales, porque ambas, son ahora, una prioridad para el PRI y lógicamente, para Veracruz.

                                                   ————————-

PEPE O HÉCTOR, DOS EN LA RECTA FINAL.

MUCHO SE HA HABLADO de convocar a la sociedad civil para que pueda participar dentro de los planes de los partidos políticos que siguen intentando trabajar conjuntamente para las elecciones del próximo año, pero hasta ahora, quienes tienen esta responsabilidad política no han mirado, o no quieren mirar hacia el interior de la sociedad, para buscar a un perfil que pudiera estar más adecuado a las tiempos y circunstancias políticas, frente a una complicada situación política en la entidad veracruzana, donde solo se esta viendo a quienes han tenido, permanentemente, el contacto con la gente y el compromiso de muchos años para alcanzar la meta de llegar a gobernar a este Estado.

Sí, solo Pepe Yunes y Héctor del mismo apellido, se esfuerzan para mantener esa relación con los grupos políticos y con miembros de la sociedad, haciendo el llamado a unirse y caminar juntos en lo propósitos políticos que vendrán en el futuro.

No hablan de ser candidatos, porque saben cuidar bien las formas y el respeto por la ley, pero en sus actividades políticas, van aparejadas las intenciones de serlo.

                                                —————————-

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

otros columnistas

Embrollo político de Dante

México, ¿va por el último?

Ahued, el mejor aliado de Nahle

Rocío Nahle… ¿será?

Al sonar las campanas

Las dudas de Marcelo

La seguridad y la honestidad