miércoles, septiembre 28, 2022

Caro, la Ofrenda

“En política no hay coincidencias… en el Narco, tampoco”

La primera vez que escuché hablar de Caro Quintero, era una niña. Mi familia estaba reunida frente al televisor viendo el noticiero nocturno. Lo espectacular era la detención en ese entonces del llamado  “Capo de capos” quien con apenas 29 años de edad encabezaba ya el Cártel de Guadalajara y junto con Ernesto Fonseca, alias “Don Neto” y Félix Gallardo, controlaban todo el negocio de la droga en México.

En ese entonces la nota policiaca se mezcló con la nota rosa y hasta tintes románticos le dieron a la detención espectacular. “Fue por Sara Cossío Gaona, el capo estaba tan enamorado de ella, que hasta se descuidó”.

Efectivamente, las autoridades se enfocaron en Sara de apenas 17 años, quien llamó a su familia políticamente poderosa en Guadalajara para decir que no estaba secuestrada, sino enamorada y que se había ido con Quintero por su propia voluntad. Esto, ante los rumores de que el capo la había secuestrado.

37 años después el Capo vuelve a ser Noticia. Es detenido en el municipio de San Simón (Choix) Sinaloa por Max, un elemento canino de la Secretaría de Marina. Max lo encontró entre matorrales. Así lo narra el comunicado de prensa de la Marina número 082/2022.

En el mismo cita que el operativo fue realizado en Coordinación con la Fiscalía General de la República y que han realizado trabajos coordinados desde 2013 en que el capo fue liberado.

También especifica que Caro Quintero tiene dos órdenes de aprehensión en su contra, así como una ordenu de extradición directa a los Estados Unidos. Recordemos que Caro Quintero era buscado por la DEA y por el que la recompensa era mayor.

Aunque en  medios y en redes ha ido circulando poco a poco información de su detención y hasta videos, surgen muchas preguntas que seguramente nunca tendrán respuesta.

¿Qué hacia el capo solo entre matorrales? Pues teniendo su cabeza uno de los precios más altos, aún sobre el Mayo y El Mencho ¿no había nadie que lo cuidara?

¿Acaso alguien lo entregó? Los rumores apuntan al Mayo, aunque a estas alturas con esa recompensa, que lloren en otra casa, mejor en la de Quintero.

¿Acaso tuvo algo que ver la reunión del Presidente López Obrador con Joe Biden? Igual puede considerarse una ofrenda de paz y una forma de tranquilizar las aguas, más cuando se dice que será una extradición directa a los Estados Unidos.

¿Por qué ofreció Estados Unidos una recompensa de 20 millones de dólares por un hombre próximo a cumplir 70 años, en lugar de uno considerado con mayor vida criminal como El Mayo o el Mencho? Los que saben afirman que la DEA no olvida, mucho menos a uno de los suyos como fue Enrique “Kiki” Camarena.

¿Hay coincidencia con el “desplome” del helicóptero Black Hawk de la Armada de México que participó en operativos en Los Mochis, Sinaloa, y donde murieron 14 personas y una se encuentra herida? Hasta el momento el mismo comunicado de Marina afirma desconocer las causas del accidente. ¿Iba Caro Quintero a bordo?

Esta historia aún no termina, pero seguimos con preguntas ¿Acaso Caro Quintero ofreció moche a Max? ¿Alguien cobrará los 20 millones de dólares?

Muchas preguntas sin respuesta tendremos en esta detención que sin duda será un triunfo para el gobierno de López Obrador después de su política de seguridad basada en “Abrazos, No Balazos” al adjudicarse la captura de uno de los 10 hombres más buscados por el FBI en todo el mundo.

Twiter: @NumerosRojos_BC

caballero_brenda@hotmail.com

otros columnistas

Miedo en Xalapa

Mujeres juntas…

Regresan menos a clases

Justicia para Jazmín