martes, noviembre 29, 2022

Claudia y Ariadna

Si Claudia Sheinbaum tumba al Fiscal de Morelos, Uriel Carmona Gándara, independientemente del acto de justicia que hay en el feminicidio de la joven Ariadna, los bonos de la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México subirán como espuma… pero a qué costo?

La declaración de Claudia Sheinbaum contra el Fiscal de Morelos es demasiado seria y si me apuran, hasta valiente, osada, arriesgada…

Vamos por partes:

La Fiscalía de la Ciudad de México, al hacer otra autopsia, tira, echa abajo, la hipótesis del Fiscal Carmona Gándara, quien había cerrado el caso de Ariadna con una Broncoaspiración Etílica, dejando de lado las condiciones y el lugar en que fue hallado su cuerpo y sin tomar en cuenta todo el dolor que pudo ocasionar a familiares y amigos con ese “veredicto”… en pocas palabras, el fiscal de Morelos dijo que Ariadna murió ahogada en alcohol…

A petición de los familiares de Ariadna, la Fiscalía hace otro examen y da otra hipótesis: la causa del deceso de la joven, trauma múltiple…

Esta posición de la Fiscalía de la Ciudad de México no sólo exhibe negligencia por parte de su homóloga de Morelos sino algo más: buscaban proteger a alguien…

El halo protector de manera inmediata se enfoca a un sujeto: Rautel N, quien junto con su novia Vanessa N, son captados por videocámaras en las últimas horas de Ariadna, incluso, cuando él sube el cuerpo a un vehículo.

Rautel, de acuerdo a las últimas notas expuestas, es identificado como un presunto narcomenudista que hacía sus bisnes en aquel salón Sixtie’s de donde salió con un grupo de amigos, su novia Vanessa y Ariadna… Rautel tuvo la suficiente sangre fría para acudir al velorio de Ariadna… se supone que Rautel huye a Nuevo León donde se entregó a las autoridades en cuanto supo “que era buscado”…

Atendiendo la hipótesis de Claudia Sheinbaum (“El Fiscal General de Justicia del Estado de Morelos está encubriendo y tratando de tapar un feminicidio”), realmente de qué tamaño debe ser Rautel para que un Fiscal desmorone a toda una institución y sin importarle nada, o arriesgando todo, se lleve entre las patas a la Fiscal de Feminicidios en Morelos… al coordinador de Servicios Periciales… el médico legista… los laboratoristas… el servicio médico forense… 

Por eso uno se hace varias preguntas: ¿Quién es Rautel? ¿Qué tan importante puede ser para que un Fiscal tuerza ciencia y leyes para favorecerlo? ¿Qué tanto poder tiene él o sus patrones que están por encima de las autoridades judiciales?

Se insiste por eso, que las declaraciones de Claudia Sheinbaum son extremadamente valientes porque el asunto no es contra un Fiscal, sino contra quien está detrás del Fiscal dictando los resultados de una autopsia…

Al inicio de estas líneas, si se dice que “si Sheinbaum tumba al fiscal” es porque es insostenible mantenerlo; la lógica invita a destituirlo e investigarlo ante la sospecha de que hayan pasado por sus manos más casos o diferentes al de Ariadna y su conclusión haya sido “Caso cerrado”…

Y al inicio de estas líneas igual se supone que si hay justicia para Ariadna, es decir, sus homicidas pisan la cárcel, y por ende, su protector inmediato, a nivel nacional Sheinbaum habrá dado un pasito, similar al de Neil Armstrong… de ese tamaño políticamente hablando… ¡ojalá! No tanto por Claudia, sí mucho por Ariadna… aunque la duda se mantiene latente: Quién es Rautel… o peor aún: quién está detrás de Rautel…

otros columnistas

Lima y sus vejigas

¡Que siga López y Memo!

¡Un moreno!

Comparecencias

El aplausómetro

Medio presidente

Retos pendejos