sábado, junio 25, 2022

El asalto a la razón

Lo último

Es ciertamente histórico lo ocurrido ayer en el Capitolio de los Estados Unidos, un evento simplemente no imaginado en el solar de la democracia estadounidense, pero es elocuente reflejo del grado de polarización subyacente en aquella sociedad. El síntoma afloró con el aumento de la votación recibida por Trump, un sustantivo incremento respecto de lo obtenido en 2018 cuando ganó la presidencia, el triunfo de Biden fue gracias a la intensa participación ciudadana salida a manifestar su repudio a Trump y su fatal manejo de la pandemia. Si hacemos un esfuerzo de memoria y de ubicarnos en el año 1933 del siglo pasado en Alemania, donde el 27 de febrero un incendio devoró el edificio del Reichstag, como parte de una estrategia de los nazis con Hitler ya Canciller para adueñarse del poder absoluto en Alemania, fue un golpe de estado desde el poder. Curiosamente, igual que ahora Trump califica de “comunistas” a sus adversarios políticos, en aquella ocasión en Alemania uno de los primeros objetivos de ese golpe fue eliminar al Partido Comunista Alemán. En ocasiones parece que la historia camina en círculos, pero por ahora la fortaleza de las instituciones salva la democracia en los Estados Unidos.

Artículo anterior
Artículo siguienteAMLO anuncia reforma en los organismos autónomos

Relacionados

Columnistas