sábado, marzo 2, 2024

Próximas elecciones, ¿debacle de morena?

Línea Política

Agustín Contreras Stein

4 de enero del 2021

NO SE sabe a nivel nacional, pero cuando menos en Veracruz, Morena, el partido en el poder, tendrá muchas dificultades para ganar la mayoría de las posiciones políticas, principalmente diputaciones locales y la mayoría de los municipios.

Está claro que los principales actores políticos de este partido, no han hecho lo suficiente para cumplirle al Presidente de la República, quien confió en el titular del poder ejecutivo de la entidad, luego de que resolvió no intervenir en la entidad, para remover a su pupilo, pero poniendo en serio riesgo el triunfo electoral que confirmaría, se dice, el proyecto político denominado cuarta transformación.

Para empezar, también se sabe, que Morena, no tiene operadores políticos capaces de revertir el desencanto que tienen los veracruzanos, luego de que consideran que el gobierno del Estado, no ha cumplido, asimismo, con las expectativas que tuvieron los veracruzanos, en el proceso electoral del primero de julio del año dos mil dieciocho.

El Gobernador Cuitláhuac García Jiménez, tendrá que confiar en los pocos políticos de Morena, que conocen el Estado, así como a gran parte de los habitantes de esta entidad, pues hay que entender que en esta ocasión el efecto Peje, ya no será decisivo y que ahora es tiempo de trabajar y de buscar, por todos los medios posibles, la búsqueda del triunfo electoral, porque de lo contrario, no se espera que se puedan entregar buenas cuentas en el altiplano.

Si el Presidente, hubiera decidido en su momento, sustituir al Gobernador del Estado, tal vez, dos cosas podría haber resuelto. Primero, dar satisfacción política a los veracruzanos, en general, que no han visto nada del gobierno estatal y que demandan todos los días que se cumplan con los compromisos contraídos. Segundo, tendría a un Gobernador sustituto que posiblemente le garantizaría una buena cantidad de votos en todo el territorio estatal, pues a mayor confianza, mayor número de votos en las urnas que se instalarán durante el proceso electoral del próximo mes de junio.

Pero, como todo esto ya es historia, lo mejor que puede hacer el Gobernador García Jiménez, es prepararse bien para enfrentar estas elecciones, donde se supone que dos cosas pueden influir para perder la mayoría de las posiciones. Una es que el Presidente Andrés Manuel López Obrador, ya no estará en las boletas electorales y otra es que la gente en Veracruz, votará más concienzudamente, luego de que no ha visto, en dos años que han transcurrido de gobierno, los beneficios prometidos ni el cambio que tanto anunciaron durante la campaña política del pasado, donde ganaron la Presidencia y la gubernatura del Estado, independientemente de las demás posiciones políticas, entre ellas las diputaciones federales y locales.

Pero aún con todo esto, se considera que la cuarta transformación no está consolidada y que son precisamente las próximas elecciones, la oportunidad para que este partido y su gobierno, concreten las aspiraciones de un gobierno distinto.

La verdad de las cosas, es que Morena, se estará jugando, prácticamente, su futuro en el escenario político de Veracruz, porque hay hasta este momento la creencia, según la fuente de la propia opinión pública, de que no tiene ya la fuerza de hace más de dos años y que podría perder en la entidad, la mayoría en el congreso local y federal, así como en varios de los principales ayuntamientos.

Para comenzar, se pronostica que Xalapa, dejará de ser bastión de Morena, para pasar a cualquiera de los partidos de oposición o en su caso la llamada coalición de los principales partidos políticos tradicionales, así considerados, como son el PRI, PAN y PRD.

Como sucede a nivel estatal, también a nivel municipal existe mucho desencanto político con la presencia de un alcalde que no es de Xalapa, que pocos son los que le conocen y le han tratado y que por lo tanto, nunca se preocupó por hacer un buen gobierno que justificara su llegada a un puesto de esta naturaleza, que los mismo habitantes de la capital del Estado, consideran suyo y donde le cambiaron todo su panorama cuando ya era tarde, es decir, cuando se dieron cuenta del error que tuvieron al depositar el voto a favor de quien ahora gobierna este municipio.

¿Será, pues, que Morena, caiga en la debacle política o bien se confirme en su liderazgo para seguir ostentando el poder?

La respuesta estará, sin duda, en las próximas elecciones de junio, las decisivas del futuro de Veracruz, y de México.

                                                               ———————-

LOS PARTIDOS POLÍTICOS Y LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

TANTO PARA Morena, como para la coalición de los tres partidos políticos más importantes en el Estado de Veracruz, así como para aquellos que irán solos en esta contienda, sin dejar al margen a las nuevas organizaciones políticas recién creadas y que tendrán como su principal objetivo mantener su registro, los medios de comunicación serán, sin duda, clave para lograr su mejor posicionamiento popular.

Todos ellos tendrán que recordar el fracaso electoral del PAN, y los Yunes del estero, en las pasadas elecciones cuando quisieron seguir gobernando el Estado, pero que en lugar de atraer a los medios, se enfrentaron con ellos, ignorándolos por completo, al grado de que el Yunes mayor, se sintió todo poderoso, creyendo que con su solo nombre, ganaría su hijo esta posición que hoy detenta Cuitláhuac García Jiménez. Este es el mejor ejemplo de que los medios de comunicación son ahora las principales vías de convencimiento popular.

Ya siendo gobierno, también los de la cuarta transformación, se han deslindado de los medios de comunicación y hasta se han burlado de ellos, lo que podría ser que en estas elecciones, también corrieran la misma suerte de los Yunes.

                                                              ————————

QUE PARTIDOS SUBSISTIRAN EN VERACRUZ

DE LOS CUATRO partidos políticos que fueron habilitados para participar en las próximas elecciones, solamente dos están garantizando, por ahora, su permanencia en el escenario político de la entidad.

Todos por Veracruz, y Podemos, son los que muestran mejor estructura política y se cree que rebasen, incluso, el porcentaje de votos que habrán de requerir para mantenerse registrados y con la oportunidad de seguir creciendo en el futuro político de Veracruz.

Los otras organizaciones políticas que ahora ya tienen la dimensión de partidos políticos, volverán, seguramente, a su estatus de grupos políticos, pero sin la posibilidad de que puedan ser autorizados para seguir siendo parte de los procesos electorales de manera directa y lo que es más importante es que dejarán de percibir sus prerrogativas.

Por ahora es lo que se ve y se cree que suceda, luego de que el panorama político se encuentra tan diversificado.

                                                                ——————-

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: ac_stein58@live.com.mx

otros columnistas