jueves, enero 20, 2022

Le salió cara la cena…

Opiniones y Comentarios

Julio Ricardo Blanchet Cruz

[email protected].mx

                     

Con las elecciones presidenciales a tiro de piedra, el Presidente francés Emanuel Macron, en una entrevista concedida al Le Parisien, declaró, referente a la situación que se vive en Francia debido a la pandemia de virus que “tiene muchas ganas de complicarles la vida a los no vacunados”…

Cabe citar, que la Nación que enarboló la bandera de la Libertad, tiene a sus ciudadanos sometidos -súbditos también cabría- casi confinados; y va por más.  Pues pretende que los mayores de 12 años que no tengan el nuevo pasaporte de Vacunación, que sustituirá al Pasaporte Sanitario…

No podrán asistir a cines, teatros, cafés, museos, gimnasios, ni utilizar transportes colectivos; lo que ha contrariado a gran parte de la población.  Y si a ese malestar se le agrega que en la entrevista agregó que “esa es la estrategia y se continuará hasta el final”…

Pues se echó encima a todos los Partidos Políticos; y especialmente, de la poco conocida republicana Valérie Pécresse; quien sorpresivamente aventajó en las primarias y se perfila para suceder a Macron en el Palacio del Elíseo…

Pero independientemente de que la declaración pueda alguien interpretarla de otra manera, por cierto, poco diplomática, el tomar una decisión tan visceral y expresarla tan contundentemente, será un punto crucial al final del camino…

Pero qué caray.  Israel, el país considerado como lo máximo pues ya ha vacunado a todos sus ciudadanos y ya van hasta por la cuarta dosis, reportó el día de ayer, 11, 978 nuevos contagios…

Y aquí en nuestro México, específicamente en Sonora, la Secretaría de Salud informó de una mujer con el esquema completo de vacunación, que murió por covid-19.  Dejando al muy amable lector la mejor opinión acerca de la eficacia de las vacunas…

Y si no es por una causa es por otra, pero lo cierto es que el mundo anda de cabeza.  En Kazajistán las cosas están a peso, la gente ha salido por miles a las calles -sin cubrebocas ¡qué irresponsables!- para protestar por el manejo del dinero por parte del gobierno; y por el alza de la gasolina…

Pero recordando aquello de que los Imperios caen desde adentro, a un año del “Asalto al Capitolio”, por parte de las huestes de Trump, se amanece con la noticia, hasta ahora impensable e inédita, de que ya se habla abiertamente de una posible guerra civil en los EE.UU. cuya población está armada hasta los dientes.  Y dan datos…

En el 2020, cuando menos 23 millones de armas de diferentes tipos y calibres, fueron vendidas en los EE.UU. y se estima que, en total, 17 millones de norteamericanos compraron en el mismo tiempo, 40 millones de armas…

Y si hay disparidad entre el número de armas que se compraron y las que se vendieron, es porque la diferencia fue comprada no oficialmente.  Son parte del mercado negro de armas que opera en todo el mundo.

Cambiando de tema…

En un hecho que debe de alegrar a muchas mujeres, el Poder Judicial le ha dictado auto de formal prisión al otrora líder priísta en el entonces DF, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre; que, con un Partido alicaído y pocos compañeros que quieran, meter las manos por él, como antaño lo hicieron.  Por lo que todo indica que se pasará un buen tiempo sin tener la necesidad de escoger el traje que se pondrá al día siguiente…

Y tampoco tendrá ese problema el ex Director de Pemex, Emilio Lozoya, a quien seguramente le pesará haber involucrado a su señora madre en turbios asuntos; pues también piden para ella 25 años tras las rejas…

Aunque en el caso de la señora Gilda Margarita Austin, detenida en Alemania desde junio del año pasado, podrá enfrentar su juicio en libertad, pues los delitos de los que se le acusa no ameritan prisión preventiva…

Unos opinan que es inocente.  Su hijo le llevaba unos papeles para que firmara y ella así lo hacía.  Otros dicen que las malas mañas las aprendió de ella.  Lo que es un hecho, es que ni modo que no se diera cuenta de las cantidades de dineros que se manejaban; y del que disfrutaba…

¡Caray! Todo iba tan bien; hasta que lo cacharon en el restaurante.  Le salió cara la cena.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.  

Lo último

Columnas