lunes, julio 4, 2022

Amado y Nahle, ¿engañados?

ALPIE0424

AL PIE DE LA LETRA

Raymundo Jiménez

Todavía, hasta hace un par de semanas, los incondicionales de la secretaria de Energía, Rocío Nahle –entre ellos el alcalde de Coatzacoalcos, Amado Cruz Malpica–, estaban creídos que la empresa estadounidense Constellation Brands construiría en ese puerto sureño la nueva planta cervecera que a principios de enero pasado anunció que la establecería en la entidad veracruzana, luego de que en marzo de 2020, ante la adversa consulta pública avalada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, tuvieron que desmantelar la que ya llevaba 70% de avance en Mexicali, Baja California, tras el rechazo de la población por el alto consumo de agua potable que requeriría para su producción.

Tanto el presidente como el gobernador Cuitláhuac García mantuvieron en sigilo durante casi cuatro meses el municipio donde se construiría esta planta, hasta que este viernes 22 el Jefe del Ejecutivo federal hizo el anuncio formal en su conferencia mañanera y posteriormente en la reunión que encabezó en el Fuerte de San Juan de Ulúa, a la que acudieron el embajador de Estados Unidos, Ken Salazar, representantes de otras empresas norteamericanas y el gobernador priista de Oaxaca, Alejandro Murat, para exponer el proyecto del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec.

López Obrador anunció que la planta cervecera ya comenzó a construirse en la Antigua Hacienda de Santa Fe, Nevería, ubicada en el municipio del puerto de Veracruz, festinando que la inversión inicial asciende a mil 300 millones de dólares y que la generación de empleos detonará el desarrollo económico de esta región a partir de 2024, año en que se prevé su inauguración.

Tan solo durante la etapa de construcción de la cervecería se generarán más de dos mil empleos, así como 10 mil indirectos e inducidos, que impulsarán la cadena de valor local.

“Ya tienen el financiamiento, adquirieron 300 hectáreas cerca de este puerto, ya tienen todos los permisos de los gobiernos: el gobierno municipal, el gobierno del estado, el gobierno federal, ha sido de mucho apoyo la participación del gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez”, destacó el tabasqueño, quien desde abril de 2020, después de la cancelación de la planta en Baja California, comenzó a negociar personalmente con los ejecutivos de Constellation Brands la nueva ubicación para su cervecera.

Por eso no fue casual que el martes 19, dos días antes de la visita presidencial, el mandatario veracruzano apapachara a la alcaldesa porteña del PAN, Patricia Lobeira, nuera del ex gobernador Miguel Ángel Yunes, con la cual firmó el convenio de colaboración administrativa en materia de impuesto predial, que le aportará 30% más recursos del fondo de fomento municipal, y luego la acompañara a la congregación de Vargas a la entrega de apoyos e implementos agrícolas a los habitantes de esta comunidad cercana a la zona donde Constellation Brands decidió desde hace al menos un par de meses construir la planta cervecera.

“Les doy la más amplia bienvenida a las autoridades estatales el día de hoy al municipio de Veracruz, y le reitero al Gobernador que siempre vamos a estar trabajando en conjunto y en beneficio de las y los veracruzanos”, le dijo a Cuitláhuac la esposa de Miguel Ángel Yunes Márquez, ex candidato a gobernador de la alianza PAN-PRD-MC, quien en 2018 se negaba inicialmente a reconocer el triunfo del morenista.

García Jiménez respondió: “Sin miramientos de colores, las campañas ya pasaron, hoy tenemos que coordinarnos por ustedes, por la gente. Me da gusto que hayamos coincidido aquí con la licenciada Patricia Lobeira, porque tenía rato que no coincidíamos en el Puerto de Veracruz con las autoridades municipales; le agradezco la bienvenida, la cordialidad y la disposición, porque vamos a seguir trabajando juntos en beneficio del Puerto de Veracruz. Muchas gracias, amor con amor se paga”.

Nadie se imaginaba que la empresa cervecera consiguiera unir a ambos gobernantes que luego de las batallas electorales de 2018 y 2021 parecían irreconciliables.

Pero negocios son negocios, y Constellation Brands se comprometió a invertir cinco mil 500 millones de dólares en todas sus operaciones en los próximos cuatro años, pues asegura que esta región cuenta con condiciones favorables para la industria: importante infraestructura de transporte, uno de los puertos marítimos más prominentes de la región y acceso a mano de obra altamente capacitada.

Otro factor estratégico es la disponibilidad de recursos suficientes, incluido el agua – como lo mencionó el mismo presidente López Obrador –, acerca de la cual las autoridades correspondientes han confirmado una fuente independiente a la que abastece a la ciudad, para desarrollar una operación productiva exitosa y que represente crecimiento y prosperidad para la región, mientras se conserva el entorno y el equilibrio hídrico de la zona.

Además de la instalación de la cervecería, Constellation Brands también invertirá en iniciativas sociales y ambientales para que, junto con la comunidad veracruzana, se trabaje en favor de una mejor calidad de vida en equilibrio con el entorno de la comunidad.

Actualmente, la empresa está ya en pláticas con universidades y tecnológicos locales para implementar también su programa educativo y social “El Valor de Educar”, cuyo objetivo principal es impulsar la formación integral, el desarrollo humano y de habilidades y capacidades de estudiantes del estado a través de diversos talleres, así como la posibilidad de que reciban una beca para que continúen sus estudios.

Así que aquellos que especulaban que ya había un supuesto acuerdo político entre el grupo panista del ex gobernador Yunes Linares y los morenistas hacia 2024, quizá podrían andar pisando en falso. Pero ya se verá más adelante si sólo se trata de una conveniente tregua política entre ambas partes o si de veras una se impuso y la otra decidió claudicar.

otros columnistas

«El Pámpano»

Sheinbaum, a la baja

Cuitláhuac pisa callos

AMLO batea a jesuitas

El eje IVAI-OPLE