sábado, junio 25, 2022

Del carajo y del rancho…

No midieron las consecuencias y ahora las están pagando.  Alemania durante 10 años más seguirá recibiendo gas de Moscú.  Finlandia ya amaneció sin gas ruso.  Hungría declara que sin los energéticos de Rusia no puede vivir y que seguirá recibiendo gas de allá.  Total, que la UE se divide; y todo por el odiado de Putin.  Pero…

Para no incomodar a Washington y les vaya a dar con el chicotito de sus sanciones; los europeos ya encontraron la forma de no pagar el gas en rublos.  Que es la condición que impuso el Kremlin a los países no amigos que avalaron las sanciones en su contra.  Con los cuates, la cosa es distinta…

Pensando que hacen tarugo a Washington, cuando los gringos tampoco saben ya qué hacer.  Los que tienen petróleo ya le dijeron que no van a aumentar la producción; y la inflación, en parte ocasionada por la guerra en Ucrania y en parte por sus propias finanzas, lo cierto es que los trae a mal traer…

Berlín y Roma, los principales compradores de gas ruso en Europa, ya autorizaron a sus bancos abrir sus cuentas en rublos; pero con la condición de que no paguen a Gazprom en esa moneda…

Lo que ciertamente parece un contrasentido.  Pero no, podrán abrir dos cuentas, una en rublos y la otra en euros o dólares…

Entonces pagan dólares o euros el importe del gas en la segunda y de ahí se transfiere el pago en rublos a la otra cuenta, y de ahí se paga en rublos.   Bueno, si no le entendieron no importa; porque en de fondo, el odiado Vladimir Putin, al que ya hasta lo hacen en etapa terminal pues dicen que tiene cáncer -y esos son los buenos deseos- ya los dobló -para utilizar las palabras de Trump-

Y si ya están padeciendo en carne propia las consecuencias de andarle siguiendo el juego al Imperio del consumismo; pensar en una guerra a gran escala sería un suicidio para Europa…

Pues lo primero que haría el Kremlin en caso de ser atacados, es cortar de tajo todo el gas, el petróleo y el carbón; y los hundiría a todos juntos y a la vez…

Aún España, que no depende del gas ruso, sufriría las consecuencias, pues los precios se elevarían.  Pero los demás, que no sean amigos, ni aún caro podían conseguir el suficiente gas para abastecerse de lo necesario… 

Y las protestas sociales que enfrentarían los gobiernos serían imparables; pues los precios de los combustibles aumentarían significativamente -lo que ya está pasando- pues la inflación en Europa es ya de dos dígitos en algunos países, lo que es gravísimo, generando inconformidad entre los ciudadanos, pues todo aumenta…

Y eso sin tomar en cuenta que la producción del campo ha mermado por la falta de fertilizantes que llegan de Rusia; y los granos que reciben de Ucrania, elevan los precios de los alimentos…

Cambiando de tema…

Dado que al autócrata tabasqueño no se le gana una; argumentando que lo primero es la salud del Pueblo, cuando debido a su criminal irresponsabilidad ha muerto muchísima gente por no tener medicinas, especialmente los niños con cáncer…

Por lo que ahora salir con que la salud del Pueblo es lo más importante, es prácticamente estarse burlando de todos los que han muerto y de los deudos.  Y que por eso va a contratar a los 500 médicos cubanos…

Y a quienes se oponen, desde su mañanera les dijo que se fueran al carajo.  El que la Ley determine que ningún profesionista puede ejercer en México si antes no cumple con determinados requisitos, eso a él también le vale un carajo; pues hay que recordar que él es autócrata y está por encima de las Leyes…

Por lo que uno de sus opositores, cuyo nombre se omite, por aquello de que el señor Presidente no es vengativo y tiene un fiscal delincuente…

Comentó que con mucho gusto subiría a la canastilla del vigía, colocada en el palo mayor de los veleros; pero que ya el carajo no existe ni en los buques escuela.  Pero que él sí tiene su rancho y él sí que puede irse para allá; y que se lo desea de todo corazón.

Ya de salida…

Ya salió otro departamentito por ahí en Houston, ligado a su camarilla de cercanos colaboradores, que resultó que no era un departamentito.  Y ese no viene de las administraciones pasadas.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.          

otros columnistas