miércoles, agosto 17, 2022

Van por la finca y por los mangos

Prosa aprisa

Arturo Reyes Isidoro

Pian pianito, Morena, el gobierno del estado, cuitlahuista, obradorista, sigue tomando el control no solo político sino de activos fijos que le van a redituar ganancias y le ayudarán a mantenerse en el poder.

El más claro ejemplo se da en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río donde sin violencia política y sin confrontación abierta con nadie avanzan en su propósito de restarle fuerza al grupo Yunes Linares-Márquez.

Luego de que se hicieron del control del ahora ex Acuario de Veracruz, un funcionario me dijo que era el primer paso para ir desmantelando la estructura de los Yunes con la intención de debilitarlos políticamente.

Parecen hechos aislados pero no se pueden dejar de concatenar el remozamiento que hicieron del estadio de beisbol “Beto Ávila” y la toma de su control, así como del Salsa Fest (el festival de salsa), su participación ahora en forma más decidida en el Carnaval y, apenas reciente, el remozamiento que harán del estadio de futbol Luis “Pirata” Fuente, cuyo control ya tienen también.

Quién más uso hizo de estos atractivos masivos con propósito políticos fue Fidel Herrera Beltrán, algo así como darle pan y circo al pueblo para tenerlo contento y ganarse su simpatía… y su voto. Le dio resultado. Durante su sexenio el PRI se fortaleció como ahora se está fortaleciendo Morena.

Fidel llegó al grado de regalar en las colonias populares de Veracruz y de Boca del Río miles de boletos de entrada a partidos que no tenían mayor atractivo, cuando venían los coleros a jugar con los Tiburones, pero eso a la afición no le importaba con tal de participar en la fiesta del alarido.

Pero fue Dante Delgado quien inauguró la práctica de ganar simpatías con los Tiburones. Luego de don Fernando Gutiérrez Barrios, él fue el segundo gobernador en vivir en la Casa de Gobierno. El procedimiento lo hizo a su modo: mandó a hacer un censo de todos los niños de las colonias aledañas y luego los invitó a irse de tour a la zona conurbada.

Contrataba autobuses, que llenaba con sus pequeños vecinos, a quienes mandaba desde temprano al balneario Mocambo, propiedad del DIF estatal, y por la tarde los llevaban al “Pirata” Fuente para que vieran el partido de la fecha. Los pequeños, sin distinción de condición social y económica, eran atendidos por personal especializado, quienes les daban en forma puntual sus alimentos del día. Regresaban por la noche y los padres los recogían en la Casa de Gobierno.

Los niños de entonces, muchos que de otra forma nunca hubieran podido vivir esa experiencia por falta de recursos, quedaron felices, hasta la fecha, y hoy adultos recuerdan con gratitud a Dante, además el único que convivió con los vecinos como ningún otro (invitaba a desayunar también en la Casa de Gobierno a las madres de familia acompañado de su esposa Teresa Morales).

Lima Franco, el portador de buenas nuevas

Ahora Morena va por el regreso del futbol profesional al puerto. El viernes, el secretario de Finanzas, José Luis Lima Franco, a través de las redes sociales anunció la buena nueva para los miles de aficionados al deporte de las patadas, de tal forma que el “Pirata” Fuente, seguramente remodelado como quedó el “Beto Ávila”, volverá a cobrar vida y a darle espectáculo a los veracruzanos.

“¡Algo se avecina en el mar de Veracruz! Por instrucciones del gobernador Cuitláhuac García Jiménez, ya estamos haciendo los estudios de infraestructura para tener el presupuesto necesario y que el estadio quede de primera. ¡Volverá el futbol a nuestro puerto jarocho y el balón volverá a rodar en El Pirata!”, publicó.

A finales de 2019 el equipo de los “Tiburones” fue desafiliado de la Liga MX por problemas económicas y por falta de pagos a los jugadores, de Fidel Kuri, entonces dueño de la franquicia.

En realidad, desde el pasado 5 de abril Lima Franco ya había hecho declaraciones a El Dictamen adelantando que se destinarán entre 150 y 300 millones de pesos para la rehabilitación del estadio y que los trabajos llevarán un año. Mientras, buscan el esquema para que el equipo regrese a la primera división.

El titular de Finanzas citó tres razones para la medida: atender a la afición futbolera (al estadio va mucha no solo de la zona conurbada sino de Xalapa, Córdoba y Orizaba), promover el deporte y reactivar la economía. Le faltó decir que también para tener contento al electorado y ganarse su voto.

Morena, pues, el gobierno va no solo por la finca sino también por los mangos, porque además el futbol profesional es un gran negocio, bien administrado, que deja millones de pesos por la venta de la transmisión de los partidos y los espacios publicitarios, además, es cierto, que propicia una gran derrama económica en el puerto por los miles de visitantes que atrae la oncena.

El anuncio de Lima Franco (sin duda un buen administrador y baluarte del gobernador) nos dice, además, que dinero hay, y seguramente saben que es recuperable. Si dejan el estadio “de primera”, como ofrece, entonces será muy visible el contraste con la administración de Kuri (protegido por Javier Duarte), que muchos nunca dejaron de asociar con el PRI, y les servirá para decirle a los veracruzanos aficionados al futbol: mira, no necesitas a los fideles (Herrera y Kuri) ni a los duartes, nosotros también sabemos y podemos, incluso prácticamente te ofrecemos estadio nuevo.

Morena hecho gobierno está trabajando, pues, a marchas forzadas rumbo al 2024. No solo está dando apoyos en económico (pan), sino que ahora monta ya el gran espectáculo de masas que es el futbol profesional (circo). La gran pregunta es: ¿y mientras, que está haciendo la oposición, adonde está?

Y la publicidad subliminal: en lugar de la playera roja sobre la cancha, ahora será playera guinda. Qué ruede el balón, que en la portería contraria no tienen delantero y ni portero.

¿De aquí pa’l real, todos con Monreal?

Se vio y escuchó bien ayer el senador Ricardo Monreal al ser la única voz crítica y autocrítica, disidente si se quiere dentro de Morena, fiel, pero sin sometimiento al presidente, durante la segunda asamblea por la Unidad y Movilidad para que Siga la Transformación.

En el también arranque de sus trabajos rumbo al cambio de gubernatura en ese estado, solo no estuvo Marcelo Ebrard, quien se repone de Covid, pero tanto Claudia Sheinbaum como Adán Augusto López se comportaron muy institucionales, o sea al viejo estilo del PRI, totalmente sometidos a Andrés Manuel López Obrador.

El presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado fue la novedad porque está vez sí se le invitó y no dejó pasar la oportunidad de echarle sus cacayacas a los otros aspirantes a la presidencia, así como al dirigente nacional de Morena, Mario Delgado.

Monreal insistió en que no se irá de Morena y fue directo en su autocrítica: “Se requiere abandonar la intolerancia, la exclusión, el dogmatismo y el sectarismo” y pidió “reglas claras, en igualdad de circunstancias, piso parejo, reglas equitativas para que la gente sea la que decida, solo la gente. ¡No a la imposición! ¡No a la decisión de grupos de poder ni de facciones!”

De aquí a que se resuelva la candidatura, sin duda Monreal será quien le ponga el cascabel al gato, el que le ponga la salsa y el sabor al proceso interno guinda y por lo mismo quien más atención mediática reciba. Ya dio muestras ayer de que está en plan de fajador y que no se intimida frente a sus otros poderosos rivales políticos. ¡Carajo! Y en Veracruz se le quisieron poner al tú por tú sin tener su experiencia y sus conocimientos políticos y legales.

Ahora sí hay vacunas para niños, pero no hay respuesta al cien

Qué cosas. Este lunes iniciará en todo el país la vacunación contra el Covid a niños entre los 5 y los 11 años de edad, algo por lo que muchos padres lucharon e incluso llegaron a la demanda legal, al amparo, para que sus retoños fueran inmunizados.

Pero ahora que se decidió hacerlo y que hay vacunas suficientes, la respuesta no ha sido la que se esperaba, según información que tiene el columnista. Ante la convocatoria que se hizo para que los interesados fueron registrados, relativamente pocos lo hicieron, pocos para lo que se esperaba.

otros columnistas