miércoles, febrero 8, 2023

La prevención…

En China la gente protesta por las medidas de aislamiento impuestas por la aparición de otro virus pariente del convid-19.  Este quién sabe qué número de covid será; pero dicen que es muy peligroso…

Igual y es el mismo que nunca se ha ido.  Son perfectamente capaces de eso, y más.  Como aventar bombas atómicas sobre las Ciudades -y ahora se quejan porque bombardean un edificio Ajá ¡cuánta ética!-…

Pero aceptar que es el mismo bicho, sería tanto como reconocer que sus “vacunas” no eran vacunas.  Las mejores, dicen los que saben de estos negocios, eran las de simple agua destilada, porque no causaban ningún trastorno…

Sin soslayar que aceptarlo llevaría implícito el que todas las medidas que se han tomado no sirvieron de mucho.  Y que los sabiondos, doctos y especialistas en epidemias y expertos, inflados, resultaron charlatanes…

Pues los virólogos saben bien, que los virus no se matan con antibióticos y con gel anti-bacterias.  Pero los recomendaron y prescribieron.  Y no solo eso, se oponían a que los síntomas fueran tratados con otras terapéuticas no autorizadas por ellos…

El cubrebocas da más problemas; que los evita.  Pero mucha gente lo agarró de moda.  Diseños, logotipos, colores.  Sin omitir a los que tienen papada y piensan que así la disimulan.  Y los que con cubrebocas y lentes, pasaban desapercibidos…

A todo esto, cabe recordar que por los años 90s, a principio, se hizo famosa el “Agua Milagrosa” del rancho el Tlacote, allá por Querétaro, porque curaba todo.  Desde cáncer, hasta SIDA, pasando por la diabetes, la artritis y la impotencia…

Como la Virgen y demás les habían fallado, recurrieron al Agua Milagrosa y en un abrir y cerrar de ojos, el mundo entero, a quienes también las oraciones les habían fallado, se enteró y la gente llegó de todo el mundo…

Y al decir, de todo el mundo, es porque vino gente de todo el mundo, no se exagera; y se llevaban bidones y bidones, directamente del pozo…

Fue famosa una anécdota en Argentina, en tiempos de Menem, porque las Autoridades aduaneras incautaron en el aeropuerto muchos bidones por no llevar registro sanitario.  Fue un escandalazo pues parece que no tiraron el agua, rellenaron los bidones y la vendieron por otro lado. Nada raro.  Aquí en México a los familiares les entregan un muerto que no es el suyo…

También por ahí se supo que algunos místicos que habían leído en la Biblia que “solo se renace a través del agua”.  -de ahí viene el principio del bautizo- olieron billetes y querían comprar el predio -con todo y pozo ¡claro!-…

Pero la euforia pasó rápido porque el agua del Tlacote resultó un fraude.  Cuando realmente no es así.  El Agua es la vida -y lo pongo con mayúsculas- porque es ciertamente milagrosa; y, por ende, cura las enfermedades…

La gente pensó que si tomaba el agua se curaría.  Pero pueden creer cualquier cosa.  Están adoctrinados en la magia.  Los cristianos creen que con un jicarazo en la cabeza se le borran los pecados.  Bueno; que se puede decir…

Lo que nunca entendieron, es que se hablaba de ayunar. Pitágoras (569 – 475) basado en la observación y los resultados; pues en La Naturaleza, todos los animales, cuando se lastiman o se enferman, dejan de comer y solo toman agua, dedujo…

“Si esto les hace a los enfermos, qué le hará a los sanos”.  Él y sus discípuloslo practicaban regularmente.  Cada seis semanas dejaban de comer y la séptima solo tomaban agua.  Algo sumamente difícil de llevar a cabo por un año… 

Pero hace recordar a Anaxágoras (500 – 428) “A lo más que puede aspirar el hombre, es a conocer las Leyes de La Naturaleza y someterse a ellas”…

Más tarde, el Padre de la Medicina, Hipócrates (460 – 370) sentenció: “Alimentar a un enfermo es alimentar la enfermedad”…

Hay estudios rusosde principios del Siglo pasado, con resultados sorprendentes con la que llamaron “Dieta de Hambre”.  Terapia que ha caído en manos de charlatanes que la han prostituido, pues el derecho a la salud no debe costar nada y según ellos ayunar requiere supervisión y hay varios tipos de ayuno.  Cuando el ayuno es no comer nada.  Punto.  Lo demás serán dietas o mono dietas…

Pero ese derecho, que en sí es un instinto -también los niños no quieren comer cuando se enferman- se topa con dos industrias poderosísimas, la alimentaria, que se encarga de enfermarlos y la Químico Farmacéutica que se encarga de curarlos -bueno, más o menos-… 

Pero el caso es que ahí viene de nuevo el bicho.  Y el confinamiento solo trae miseria y ansiedad.  El ser humano no sabe estar solo, por eso aumenta el consumo de alcohol, de violencia, de drogas y de comida, para mitigar su angustia, su ansiedad…

Bien dijeron los escandinavos que se murieran los que tenían que morirse; pero no se puede paralizar una nación y confinar a su gente.  Por eso protestan en China.  En México, 7 de cada 10 personas que fallecieron por la pandemia, padecían diabetes…

Donde también protestan en la UE.  Y aunque Alemania ha pactado con Qatar un contrato de gas, según dicen ventajoso.  Pero la situación es cada vez más difícil, y tiende al rompimiento de estatutos que no pueden aplicarse a todos por igual; la UE puede acabar fracturada. Y todavía no llega el invierno, por lo que es inminente se ataje el problema antes de que se presente.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.  

otros columnistas

¡Viva la República!…

¡Ni quien lo dude!…

¡Se necesita!…

De todo un poco…

Divide et Impera…

Del conservadurismo…

Sí se puede…