viernes, julio 1, 2022

¿Debemos alegrarnos?

Lo último

Es tendencia del presidente López Obrador la disposición para hacer comparaciones poniendo a su gobierno como ejemplo, lo hizo el año pasado cuando en Europa el Covid-19 azotaba a los países de ese continente y en México aún no nos pegaba con la dureza que más tarde nos demostró, entonces cesaron las comparaciones y México ya no era el ejemplo del mundo en la conducción de la estrategia anticovid.  Ahora, en defensa de su estrategia cuyos resultados hasta ahora suman más de 180 mil defunciones, acude a la comparación con los Estados Unidos que, poderoso y todo “le fue peor que a nosotros” porque suma ya medio millón de decesos. Aunque aclaró: “no conviene hacer comparaciones, no es un asunto de maniqueísmo”. Obviamente no causa alegría a los mexicanos el que allende el bravo pasen las de Caín debido al desgobierno del amigo Trump, sin embargo, provoca envidia de la buena saber que allá están inmunizando más de un millón de personas al día, mientras que aquí a dos meses de iniciada la vacunación aún no se inmuniza con las dos dosis un millón de mexicanos.

Relacionados

Columnistas