domingo, diciembre 5, 2021

¿Y quién es Alfredo Niño, quien busca ser regidor con David Velasco? Pues el tesorero de Marlon, el que por galán le abrió la puerta a la extorsión al PRI

La nota se publico el 20 de septiembre de 2019 en Libertad bajo Palabra. En ella relatamos como el galancete Alfredo Niño, desde entonces tesorero del PRI de Marlon Ramírez, se quiso sentir muy “carita” y se fue a conquistar, a pesar de estar casado, a la novia de un miembro del crimen organizado. Todos sucedió en un antro de Xalapa. El novio de la dama en cuestión puso de rodillas al Niño. Lo levantaron, lo pasearon y al final el Niño tuvo que hablar con su suegro quien dio una fuerte cantidad para que lo liberaran. Pero ahí no quedó todo. La nota de LBP publicada en 2019 termina diciendo: “Hace unos días, al enterarse de que el joven político es el que le maneja a Marlon Ramírez Marín el dinero de las prerrogativas del Partido Revolucionario Institucional, le mandaron mensaje: queremos una cuota mensual. Ahora no sabe qué hacer, dónde esconderse, cómo solventar este pago que un grupo delincuencial le quiere cobrar al otro grupo delincuencial que preside Marlon Ramírez Marín”. En ese entonces ni el PRI de Marlon ni Alfredo Niño pidieron derecho de réplica para desmentir o dar su versión sobre la nota informativa. Pues Alfredo Niño es el sujeto que David Velasco buscó para hacerlo regidor. Entre el hijo de Reynaldo Escobar, Corintia Cruz, Minerva Vázquez y Alfredo Niño, la planilla de David Velasco parece un museo del horror. 

El PRI revive a Leticia Perlasca, la pone como suplente de Anilú Íngram en las plurinominales para el Congreso de Veracruz

Al parecer el Partido Revolucionario Institucional tiene muy poca gente valiosa. Esto lo decimos porque en los puestos de privilegio siempre coloca a los mismos, gente que no merece el lugar que les proponen. Tal es el caso de Héctor Yunes Landa, quien es repudiado por la clase priista de a pie, esos que les ayudan a ganar las elecciones. Otro caso es el de Anilú Íngram, una mujer que fue diputada en los tiempos de Javier Duarte, quien la hizo presidenta de la Mesa Directiva en el Congreso Local. No entiende el PRI que Anilú sólo trabaja para su proyecto, mantenerse mamando de la ubre. Por si eso fuera poco, como suplente de Anilú Íngram va Leticia Perlasca, la secretaria de Turismo en los tiempos de Javier Duarte; la misma de quien se documentó su corrupción y conflicto de intereses en Turismo. Gracias al reportaje donde se documentaron los pagos millonarios que ella hacía a las empresas de su pareja sentimental, un servidor ganó el Premio Nacional de Periodismo. Pero no sólo eso. Leticia Perlasca fue quien inventó a Érika Ayala; fue Leticia Perlasca la artífice de las aviadurías en el COBAEV con la complicidad del sindicato de Érika Ayala. Millones de pesos del presupuesto de esa institución se sigue depositando en tarjetas de Banamex que son cobradas por empleados de Érika Ayala; eso también está documentado. Pues estas son las fichas que mueve el PRI, que más bien sin “fichitas”. 

Alemán Velasco y Alemán Magnani huyeron a Europa; el SAT amagó con meterlos a la cárcel; malos para los negocios como siempre

De pena se volvería a morir Miguel Alemán Valdés, el presidente de quien dijera José Emilio Pacheco, “institucionalizó la corrupción en México”. Después de dejar una cuantiosa herencia a sus hijos, herencia ahora administrada por su nieto, le hubiera dado un infarto al darse cuenta que negocio que emprende Alemán Magnani, negocio que truena. Relata Salvador García Soto que Alemán Magnani fue citado por Raquel Buen Rostro, directora del SAT. Esta funcionaria fue muy clara al dirigirse al hijo de Miguel Alemán Velasco, el amigo de López Obrador: “Es muy sencillo, si ustedes no pagan sus adeudos —que entonces oscilaban entre 3 y 5 mil millones de pesos—  los voy a meter a la cárcel a ti, a tu padre y a tu hermana”. ¿Qué hicieron los Alemán? Huyeron a Europa, donde hace meses están exiliados ante la amenaza del SAT. Dice García Soto que desde ahí siguen negociando, cabildeando y que así han conseguido una negociación que le permitirá pagar los miles de millones de pesos que adeudan al SAT. Pero no solo eso, otros negocios de los Alemán también se han venido abajo, por ejemplo la sociedad con grupo Radiopolis, en donde salieron peleados con los socios. ¡Qué pena que Alemán Velasco ya no es gobernador de Veracruz! Pues si fuera otra vez gobernador bastaría con pedir otro préstamo a nombre del pueblo veracruzano y así podría saldar sus deudas. ¿Acaso no fue eso lo que hizo para comprar Interjet que hoy lo tiene en la quiebra?

Armando Ortiz ​​Twitter: @aortiz52 ​​@lbajopalabra

Lo último

Columnas