lunes, mayo 23, 2022

Vale la pena luchar por ella …

En el entendido que cualquiera que manifieste lo contrario a lo que todos dan por sentado, da a pensar, que quien así opina, está fuera de la realidad.  Pero lo mismo sucede del otro lado y él solo piensa que son los demás los que están mal…

Cuando la realidad es, que la sofisticación de las armas es la mejor prueba de la superioridad de la inteligencia humana.  Pero al mismo tiempo, la peor de sus bajezas; para matar.  Y lo lleva a cabo como si hubiera sido diseñado para eso; para matar…

Qué caso pensar en salvar a una civilización en plena agonía; pues ninguna especie puede sobrevivir destruyendo su hábitat.  ¡Ninguna!  El destino de esta des-humanidad, es desaparecer…

Lo que habrá de ser grandemente festejado por los que sobrevivan a la destrucción que hemos hecho.  Quizá los ratones y las cucarachas.  Y, por supuesto, los que no hicieron caso a la propaganda y no comieron del fruto prohibido…

Y en consecuencia no se volvieron “inteligentes”, y siguieron felices y encuerados en el paraíso comiendo frutas; y sin tener que trabajar, que fue lo mejor de todo…

Y como el que avisa no es traidor, bien que les advirtieron que no comieran tal y cual cosa, porque les iba a ir como en feria; a ellos y a sus descendientes.  Pero ahí van…

Más claro.  Lo que le pasó a Prometeo, que fue expulsado del Olimpo por haberle regalado el fuego a los hombres.  Y bien que sabía Zeus, el Padre de los Dioses, lo que le pasaría a los mortales cuando supieran manejar el fuego…

Y todavía hay quienes a Prometeo lo llaman benefactor de los hombres.  ¡Ajá!  Bueno, nada cambia, también hicieron santo a Juan Pablo II.  ¡No mejoramos!…

Pero regresemos al apasionante tema de los EE.UU.-OTAN ¡buenos! vs los rusos- ¡malos!

En lo personal espero fervientemente que les ganen los malos a los buenos.  Solo no hay que cerrar la mente y ver quiénes son los que empezaron a poner las sanciones, que más perjudican a los ciudadanos…

¿Realmente Rusia invadió a Ucrania para quedarse con sus riquezas?  Como así lo han hecho los buenos en otras naciones a las que han invadido.  O intervinieron militarmente para destruir las armas biológicas -de destrucción masiva- que ya tenía listas para ser usadas; y así lo evitaron…

Porque, probado está, en este caso de Ucrania, los laboratorios y los expedientes si existen.  Y los mostraron.  No como en Irak.  Y cabe decir que lo mismo hicieron con el “cadáver” de Bin Laden, que nadie vio, pero al que supuestamente arrojaron al mar…

Pero lo más importante; y dicho claro para que esté al alcance de todos.  Quienes censuran, quienes violan el más sagrado derecho del hombre, que es la Libertad de Expresión, sin que entonces se pueda hablar de democracia y de justicia, pierden toda credibilidad…

Y los medios de comunicación rusos son los que han sido bloqueados.  Por lo que cabe preguntar. ¿Qué es lo que temen que se sepa? porque no es por cancelarles la publicidad y ahogarlos económicamente, como pretenden hacerlo con las sanciones, pues RT no tiene anuncios y Sputnik tampoco…

¿Cómo entonces se puede tener una opinión, si solo se escucha a una de las partes; es que eso está bien?  ¡Y luego difundirlo como si fuera la verdad!, me parece poco ético…

Y poco diplomático que el Presidente de los EE.UU. Joe Biden, llamara “criminal de guerra” al Presidente ruso Vladimir Putin; lo que sí ya es pasarse de la raya -antes ya había aceptado que era un asesino, cuando se lo preguntaron-. La próxima vez le va a mentar la madre, pues el andar de bravucon le ha servido para unificar a demócratas y republicanos; y ya de plano indica que lo que quiere es pelear…

Pero no sus tropas; y mucho menos él -a su edad- pero eso sí, manda mucho dinero para que compren armas -a las fábricas de armas PRIVADAS- y que no se rajen, que se sigan matando en una guerra que mediáticamente es una cosa, pero que en el terreno está perdida…

Darles armas a los civiles para que maten rusos, como les dijo Zelensky a sus ciudadanos, es un autogenocidio, por llamarlo de alguna manera. ¡Cómo se le ocurre! Y fomenta el odio, que se releja en los bombardeos del ejército ucraniano a las zonas de rusoparlantes…

¿Cómo se va a creer que los rusos van a bombardear las ciudades donde viven sus paisanos a los que van a defender? ¿En qué cabeza cabe semejante estupidez? Pero el odio hacia los rusos se dejó ver en un programa de TV de Ucrania, donde el personaje central propone matar a los niños rusos…

Ya hay hasta un videojuego llamado “Call of Duty” que se desarrolla en un aeropuerto en el que el “jugador”, en medio de una multitud de gente y el lógico griterío, acribilla a cientos de civiles rusos…

Distorsionando las mentes de quienes “juegan” apoyando la guerra.  Cuando “Nunca ha habido una buena guerra, ni una buena paz”.  Benjamín Franklin (1706 – 1790)

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

Lo último

Columnas