lunes, julio 4, 2022

Otra “cuitlacuada”

Otra “cuitlacuada”. Gobernador de Veracruz se siente con autoridad moral para pedir a diputados de oposición que voten por reforma eléctrica

En estas fechas en que muchos veracruzanos salen a otros estados de vacaciones, o que reciben a personas de otras latitudes en Veracruz, muchos lamentan nuestra suerte al tener al gobernador más estulto de los 32 de la República. “Se llevó de calle a Cuauhtémoc Blanco”, comentaron unos visitantes de la Ciudad de México. “En serio no tenían otro monigote para gobernador”, comentan unos comensales de Chihuahua. Pues este ilustre gobernador, que no ha sabido gobernar Veracruz, se puso a dictarles una plana de lealtad a los diputados del bloque opositor: “Con el debido respeto y honor a aquellos que empuñaron sus fusiles arriesgando la vida, a los actuales legisladores sólo les pedimos empuñen su voto y aprueben la Reforma Eléctrica que hoy se discute y demuestren estar del lado del pueblo porque de lo contrario serán recordados como traidores a la patria por la gente”. ¿Con qué valor moral se atreve el gobernador de Veracruz a pedir que los diputados estén del lado del pueblo, cuando el mismo se hay puesto del lado de la ilegalidad, del nepotismo, de la corrupción, de la estulticia, de la ineficacia? Seguramente al momento de enterarse de las palabras de Cuitláhuac García los diputados del congreso federal reflexionarán y darán su voto a favor de la reforma eléctrica. Esta es otra más de las “cuitlacuadas” del gobernador de Veracruz.

Domingo 17 de abril, la hora de cobrarle los agravios al presidente. “El olvido en que nos tuvo, mi hijo, cóbraselo caro”, Pedro Páramo

Si hay un presidente que ha sabido dividir a los mexicanos, ese es Andrés Manuel López Obrador. La soberbia que lo ha caracterizado desde hace mucho tiempo le hacen creer que el mundo se divide sólo en buenos y malos, ricos y pobres, corruptos y honestos, chairos y fifís, aspiracionistas y conformistas. Por supuesto, maniqueo como es, él está del lado de los buenos, de los honestos. Eso pensaban muchos de los millones de mexicanos que en el año 2018 votaron por él. Más de 30 millones que creyeron que López Obrador era honesto e incorruptible; pero ya no. La corrupción de la 4T es rampante, incontenible. Gobernadores de Morena, funcionarios del gabinete presidencial, dirigente del partido, la propia familia del presidente, hermanos, primos, sobrinos y sobre todo los hijos, todos ellos sólo querían llegar para saquear como otros habían saqueado. Es demasiado dinero el del presupuesto como para no hincarle el diente a una buena rebanada. Pero el presidente sigue diciendo que él no es igual a los otros, que ellos no son como los anteriores. Todo eso hay que cobrárselo caro, muy caro. Este domingo 17 de abril los diputados del bloque opositor tienen la oportunidad de cobrarle cara la afrenta de sus mentiras, de su soberbia.

Se calientan los ánimos en San Lázaro. Morena dice al PRI, son un remedo de partido. El PRI les dice soberbios y sentencia, ninguna reforma pasará

Conforme se acerca el momento de la votación de la Reforma Eléctrica del presidente López Obrador, en el recinto legislativo de San Lázaro los ánimos se siguen calentando. Morena, al darse cuenta que no obtendrá los votos suficientes para que la reforma sea aprobada, ha empezado a soltar su soberbia para con ella morder al adversario. Ignacio Mier, líder de la mayoría de Morena les espetó a los priistas ante la frustración de no convencer con argumentos: “Hoy tienen ustedes la oportunidad de beneficiar a México, sobre todo el PRI, que todavía le prende veladoras a Lázaro Cárdenas y al gran presidente López Mateos, ¿pero hoy qué son? Un remedo de partido, traidores a la patria”. Por su parte Alejandro Moreno, quien ya advirtió la desesperación de los morenos les advirtió que de seguir con esa actitud soberbia, en la presente legislatura no se aprobaría ninguna reforma constitucional salida del presidente López Obrador: “No al capricho ni a la sumisión, ni a las mentiras de Morena, ya basta de que México siga navegando a la deriva. Hoy será la traición de sus legisladores al pueblo de México porque su partido está formado de traidores que vendieron lealtad y compromiso a cambio de un espacio o a cambio de mantenerse en el poder”. Por lo visto la reforma, en este domingo de resurrección seguirá muerta.

Armando Ortiz                       Twitter: @aortiz52                             @lbajopalabra

otros columnistas