miércoles, agosto 17, 2022

“La Primavera yanqui”…

Opiniones y Comentarios                                                                                                        Julio Ricardo Blanchet Cruz     

                                                                                                         DiarioLibertad@gmail.com.mx

        

Reunidos en un castillo bávaro al Sur de Alemania, custodiado por tanta gente que ni las alimañas pueden pasar -a riesgo de que alguna se cuele y entonces el G7 pase a ser el G8- los muy poco diplomáticos representantes de las potencias económicas de Occidente…

Sacaron a relucir la envidia -sentimiento frustrante que va más allá del odio, pues da a entender que su espíritu está perdido- ya que el principal tema no fue Rusia, sino Vladimir Putin…

Por lo tanto, conociendo la clase de alimañas que son, voy a omitir mencionar los nombres de los ahí reunidos; pues finalmente todos ellos, juntos o por separado, tienen lo que al ruso le sobra…

Y no me refiero a su estado físico, al que ellos hicieron referencia, bromeando si se quitaban la ropa montando a caballo para la foto.  Y todos y cada uno de ellos apuntaron su chistorete al tema, y todos rieron…

Pero lo mismo y se hubieran podido poner a llorar si lo hubieran hecho y vieran cómo lucirían…

Pero burlarse de Putin, fue pecata minuta; después de que el senil norteamericano le llamó asesino; y de que de él han dicho cualquier cosa.  Pero eso sí; desde atrás del escritorio.  Y sin dejar de reconocer, que en las placas que le hacen fotógrafos de todas las nacionalidades, se le ve imperturbable…

Putin, en todos sentidos, les lleva ventaja a todos ellos.  A lo mucho lo “enfrentan” enviando armas y dinero para que la guerra se prolongue.  Como acaban de acordar los G 7 que determinaron apoyar a Ucrania “el tiempo que sea necesario”.  Como claramente lo había dicho el espantapájaros británico, al declarar que Ucrania no debe ceder ningún territorio y que no es el momento para una “mala paz”

“Nunca ha habido una buena guerra ni una mala paz”.  Benjamín Franklin (1706 – 1790)

Qué lejos han quedado aquellos tiempos en que los comandantes iban al frente de sus tropas. Y más lejos aún, cuando las guerras se dirimían en una lucha entre el mejor guerrero de ambos lados.  Se puede hacer referencia al combate entre Héctor, el príncipe troyano; y Aquiles, elhéroe griego…

En aquéllos tiempos no nada más andaban de habladores.  Brabucones con fuero, como muchos y muchas que deambulan por ahí en las legislaturas.  Los prepotentes -lo que abarca a ambos sexos, no hay “prepotentas”- son detestables.  ¡Tenía que decirlo!  Regresemos…

Y si no se atreven a decírselo frente a frente, pues saben bien que en una lucha cara a cara no podrían ganarle; de igual forma saben que también serían superados en una confrontación bélica; por eso no dan la cara, solo mandan armas y dinero. Y eso va todavía más allá de la cobardía…

No obstante, aunque la guerra está terminando, todavía tienen la osadía de declarar que Zelensky es el que debe de imponer las condiciones del cese al fuego; cuando ya están de retirada las tropas ucranianas y solo les queda un bastión en toda la región de Donbass…

De ahí la prisa de Charles Michel, el Presidente del Consejo Europeo, que justificó el viaje ¡a Irán! del alto representante de la EU para asuntos exteriores, Josep Borrel.  Porque lo cierto es que están desesperados por la falta del petróleo, el gas y el carbón rusos…

Y declaró que harán todo lo que esté a su alcance para que la antigua Persia no vaya a pactar una coalición con Rusia.  Pero se augura que su gestión fracasará; no solo después de todas las sanciones que le han impuesto durante tantos años para que no pueda vender su petróleo; está el asesinato del importante General iraní Qasem Soleimani en enero del 2020, que no lo olvidan y juraron vengarlo…

Pero como Arabia Saudita ya dijo que no aumentará su producción; Venezuela ya está del lado de Rusia; y no pudieron convencer a China de que le dé la espalda a su vecino.  Habrá que ver qué tan estoicos resultan los europeos para soportar el invierno.  Sin soslayar que las fábricas trabajarán menos turnos…

Y cómo es que reaccionarán los occidentales cuando la inflación los supere por el aumento de las gasolinas.  Pues como en esta vida todo se regresa, no vaya siendo que de la nada se les aparezca “La Primavera yanqui”.

Como mañana es lunes, de las 15:00 a las 16 Hrs. hay que hacer Magiaen el 93.7 FM

Y aquí desde temprano nos encontramos, si El Sol me presta vida.

otros columnistas

Mal y de malas…

Lo que mal empieza…

De todo un poco…