sábado, octubre 1, 2022

Expresión equivocada de AMLO

“Uy que miedo”, parte de la letra de una de las canciones del exitoso cantante tabasqueño Chico Che. Que utilizó en una de sus pasadas desprestigiadas mañaneras Andrés Manuel López Obrador (AMLO), para responder a la solicitud oficial del Gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica (EUA), para iniciar el mecanismo por medio del cual se deben tratar los asuntos de las violaciones relacionadas con el T-MEC.

    Acción que por donde se le quiera analizar, es no solamente inadecuada para abordar asuntos de nivel internacional, que quedan dentro de la diplomacia y por tanto el respeto que debe haber entre países, por cercanos que estos sean en cuanto a sus relaciones, que no es el caso en realidad.

    Expresión que denota falta de seriedad por parte de quien la usa para tratar temas, qué en el caso, son de interés binacional, pues competen a dos países en esta primera parte del texto. Además que también implica la falta de conocimiento sobre la importancia de la materia o materias abordadas en cuestión.

    Lo qué en el caso de AMLO, no es de extrañarse, pues a lo largo de los un poco más de tres años de cansadas mañaneras, ha quedado totalmente claro su falta de conocimiento no solamente de política internacional, sino lo más grave, en materia económica, así como en otros temas.

    Pero lo importante del porque se está llegando a esta situación con el país vecino al norte del Río Bravo, así como también con Canadá. Todo se debe a la errónea y retrograda política energética del gobierno de la falsamente llamada cuarta transformación (4T), que está tratando de implementar con la intención de frenar en todos sentidos el progreso de este pujante país.

    La equivocada política energética que los legisladores del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), trataron de imponer hace unos meses a nivel nacional y que fracasaron rotundamente en su intento, es equivocada y retrograda debido a que no solamente violenta el Estado de Derecho a nivel internacional, al no respetar todo lo pactado por México, con Estados Unidos y Canadá, sino también además de lo costoso que resulta producir energía a través de esta, violenta todos los principios que conservan el medio ambiente en nuestro país. En otras palabras, por donde se analice, es negativa para México y los mexicanos.

    Situación a la que se debe sumar, que de no hacer caso a estos primeros llamados de atención tanto por parte de los EUA (80 % de nuestras exportaciones son con este país) y Canadá y de llevar la situación hasta sus últimas consecuencias, llegándose a la formación de los paneles para litigios, en donde “la ley, si es la ley”, las desventajas para México serán graves.

    Estos reclamos de los dos países integrantes del T-MEC, como lo son EUA y Canadá, no son por violaciones o faltas que ellos estén haciendo a lo pactado, son por las violaciones que la Secretaría de Energía (Sener), que tiene bajo su responsabilidad la zacatecana Rocío Nahale, esta implementado desde hace tiempo dentro de la industria eléctrica nacional.

    Por lo que sería muy recomendable, que AMLO, escuchara a los que realmente conocen de los mercados nacionales, internacionales, producción y creación de empleos, que son los empresarios y no los aprendices de políticos, que en la 4t abunda y tomara en cuenta la opinión que recientemente sobre la situación hizo la Confederación Nacional de Cámaras Industriales (Concamin), en el sentido que las consecuencias que aplicaran estos dos países pueden ser graves para México, pues pueden llegar a haber restricciones comerciales e imposición de aranceles, solo por nombrar dos situaciones, lo que seguramente afectaría la deprimida economía mexicana, a lo que sí, hay que tener miedo. Usted qué OPINA, estimado lector. Hasta el lunes. noti-sigloxxi@hotmail.com

otros columnistas