martes, diciembre 6, 2022

¡Qué vergüenza!…

Es patético que el asesinato de Adriana Fernanda les sirva de pretexto para politizarlo y hacer campaña.  La velocidad con la que se resolvió el caso quiere decir que sí saben trabajar; haciendo que alguien se pregunte por qué hay casos que tienen años sin resolverse…

Le dan más importancia al desempeño de las fiscalías y su discrepancia en cuanto a la causa de la muerte de la joven; que al espeluznante hecho de que los asesinatos de mujeres, que después pueden ser calificados como feminicidios, se suceden todos los días…

No solo hay que resolver los casos, hay que profundizar en ellos para saber a qué obedece tan antinatural comportamiento.  Y si se dice que es antinatural, es porque el hombre -que dicen fue hecho a imagen y semejanza de su Creador- es el único animal que agrede a su pareja…

Cabiendo aquí recordar las palabras de Charles Louis de Secondat, señor de la Brède y barón de Montesquieu (1689 – 1744) “Si los triángulos hicieran un Dios, lo idearían de tres lados”…

Pero regresemos.  Por ser un hecho antinatural, ya que en La Naturaleza no sucede; en lo primero que se puede pensar, es que quien reacciona de esa manera, es porque está enfermo.  Sin omitir que en Homeopatía hay medicamentos que se prescriben cuando la persona es violenta y pierde el control, con tendencia a destruir todo lo que tenga enfrente…

Pero no se puede soslayar que la misoginia es parte de las enseñanzas que la mayoría de los pueblos inculca a sus ciudadanos desde el mismo momento de nacer; y muchas veces desde antes…

Las religiones, desde que a alguien se le ocurrió que Dios era hombre, han sido un lastre para la humanidad; pero especialmente para las mujeres.  Y eso es precisamente lo desconcertante del asunto, pues son inexcusablemente las mujeres, en una especie de masoquismo, las que tienen más apego a las religiones y sus Dioses que las discriminan, que los hombres…

Pero así son las cosas.  Y hasta donde se sabe, es el único caso en El Universo, en el que la destrucción, por no llamar el aniquilamiento de la vida, está a cargo de unos parásitos que dicen tener un Dios que los protege…

Haciendo evidente que el parásito que se dice a sí mismo humano -cuando lo de humano bien pudiera ser en sentido figurado- pasó del panteísmo -creencia de que todo cuanto existe es parte de Dios- a la idolatría, que es la práctica religiosa en la que se rinde culto a un ídolo.

Cambiando de tema…

Como ya chole con sus “no somos iguales”, y la audiencia ya se sabe la sarta de calificativos que le endilga a cuanto individuo se le atraviesa por su camino, sus mañaneras están dejando de ser atractivas…

Manda a la banca a López Gatell y sus predicciones pandémico-económicas; hace ajustes y manda de relevo al montículo a la señora Ana Elizabeth García Vilchis, a quien los peladitos de galocha la han bautizado como “La Vil-chis”…

Y que ahora aparecerá todos los días de lunes a viernes para que les atice recio a los mentirosos levanta-falsos, embusteros, fifís, conservadores, traidores a la Patria y demás…

Encargada de la poco gustada sección “Quién es quién en las mentiras”. Y se dice que su sección es mal gustada, precisamente porque echa muchas mentiras y no toma en cuenta al patrocinador, quien no solo es ya el rey del Ca$h, sino también el rey de las mentiras…

Por cierto, que siguiendo la línea de los que de momento se convierten el Best Seller, está próximo a salir la segunda parte de El Rey del Ca$h, de Elena Chávez.  Hay que estar pendientes…

Aunque la mayorìa de las veces, las segundas partes no suelen ser tan interesantes y sorprendentes como la primera.  No obstante, ya que hablamos de desconciertos. ¿Quién sabe que le sucedió a la despampanante pelirroja de sensuales labios que gobierna Campeche…

Y que los martes se convierte en un peligroso jaguar -una jaguara, para que no se enojen las feministas- aunque más bien parece hiena que come carroña.  Porque no precisamente come campechanas, sino zacatecanos y jueces a los que reta con sus desacatos…

Lo cierto es que antes, cuando era senadora, despotricaba bien y bonito de la 4T y hoy por hoy es su pitcher relevista para dejar a los bateadores de peligro con el bat al hombro y viendo cómo les pasan las bolas de humo por enfrente.

Ya de salida…    

 Dos años de cárcel a Hilario Ramírez, alias “Layin” el ex alcalde de San Blas, en Nayarit, quien saltó a la fama por confesar que durante su gestión había robado; “pero poquito”.  Y algo debe de haber repartido de culpa, porque la sentencia que le dieron, también fue poquita.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida  

otros columnistas

Más promesas Uff…

¿Inteligentes? ¡Aja!…

Columna entre comillas…

México agoniza…

La prevención…