lunes, julio 4, 2022

La pesca de candidatos

Lo último

La desigualdad social, la pobreza de buena parte de la población, la exhibición de impericia en el manejo de la cosa pública, la corrupción, el abusivo nepotismo de quienes de manera espontánea arriban al poder, y el surgimiento de un Movimiento Social alimentado por las referidas lacras han impreso una modalidad en la conformación de la clase político burocrática del país: deportistas, cantantes, artistas, cómicos, irrumpen en la escena política nacional. Con el triunfo de MORENA surgieron nombres nuevos, que combinados con los emergidos del PRD y del PRI conforman hoy la clase gobernante. En cada evento electoral se incorporan nuevos actores, es un efecto de la regeneración natural, social, en este caso. Si lo observamos en la aldea, en 2016 MORENA hizo diputados a elementos surgidos de la sociedad civil, escogidos (a) por tómbola, tres de ellos, dos féminas y un varón, pronto “sacaron las uñas” y desertaron para actuar en solitario o afiliarse a otras siglas, pero el peso de sus acciones las regresó al anonimato. Sin embargo, el fenómeno no se detiene, ciudadanos con fama, como “Paquita la del Barrio” se registró en Movimiento Ciudadano, dicen que la “Nena de la Reguera” hizo lo mismo en Boca del Río, ejercitan un derecho ciudadano, la pregunta en estos y otros casos es: ¿están capacitados para el desempeño de la función pública o para legislar? Cualquiera podría responder: para ser diputado basta una almohada y saber levantar la mano para votar y para cobrar.

Relacionados

Columnistas