martes, junio 28, 2022

Ni pactos ni conciliación sino pugnaz confrontación

Lo último

No se advierte en el escenario nacional signo alguno que permita suponer un clima de tranquilidad política, debido acaso por el proceso electoral en curso o la ininterrumpida disputa entre gobierno y oposición, o entre el sector público y los empresarios. Es el reflejo de un choque de visiones contrastantes, la del presidente López Obrador pugnando por establecer un nuevo estatus en el modelo económico y las relaciones con el poder político contra quienes opinan que destruir lo establecido sin atender las circunstancias nacionales no conviene al país. Hace unos días el presidente convocó a los gobernadores a un pacto para evitar injerencias del sector público en el proceso electoral, tal sugerencia pronto quedó a un lado al introducirse la acusación de la Fiscalía General contra el gobernador panista de Tamaulipas, suscitando la protesta del panismo en pleno. Otro tema disruptivo es la petición del presidente a la Cámara de diputados federales para investigar el reporte “tendencioso y falso”, por el cual la ASF revela costos de 331 mil millones de pesos por la suspensión del aeropuerto de Texcoco. La polémica aumenta de decibeles y al parecer ya no habrá tregua entre las partes en pugna cuando está en juego el destino inmediato del país.

Relacionados

Columnistas