lunes, mayo 16, 2022

Crisis de pagos en los ayuntamientos de Veracruz por culpa del gobierno del estado

* Sefiplan reconoce retraso en el pago de las participaciones

* Empleados acusan jineteo de participaciones, misma práctica que con Duarte

Marco Antonio Aguirre Rodríguez

En todo el estado de Veracruz hay una crisis de falta de pagos a los empleados municipales provocada por el retraso que el gobierno del estado tiene en la entrega de las participaciones a los ayuntamientos.

Según un calendario de pagos difundido incluso por la misma Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) del gobierno de Veracruz, que fue elaborado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), los pagos del Fondo General de Participaciones fueron entregados al gobierno de Veracruz desde el 25 de enero, mientras que los correspondientes al Fondo de Fomento Municipal están programados para ser pagados al gobierno de la entidad el pasado 31 de enero.

Los reclamos por la falta de pagos por parte de los empleados municipales cubren todo el estado y abarcan a los ayuntamientos de todos los colores.

Así, se conoce de retraso de pagos (tan sólo difundidos en medios de información) en Cotzacoalcos, Minatitlán, Cosoleacaque, Sayula de Alemán, Acayucan, Soconusco y Oluta, en la zona sur.

La crisis es de tal tamaño que incluso se presenta en Xalapa, donde mencionan que “es un tema administrativo de recursos humanos” y que el alcalde, Ricardo Ahued, “ha instruido al director de Recursos Humanos a agilizar cualquier pago pendiente” y lo reducen sólo a personal de confianza, aunque también empleados de otros niveles se quejaron de la falta de pago.

El problema es de tal tamaño que hasta repercute en trabajadores del sector salud, al grado de que desde los intendentes hasta los médicos especialistas se quejan de esto, de acuerdo con lo publicado por la página Política en Red.

En Cerro Azul -por ejemplo- en el ayuntamiento a cargo de Francisco Javier Medina Del Ángel, electo por el Partido Verde, el señalamiento es que se retrasó nuevamente el pago de salarios a ediles, agentes y subagentes municipales, al igual que a empleados de confianza.

EMPLEADOS ACUSAN JINETEO DE PARTICIPACIONES, MISMA PRÁCTICA QUE CON DUARTE

Ante esta crisis generalizada por falta de pagos en los ayuntamientos, y hasta en el sector salud, los empleados y hasta algunos presidentes municipales acusan al gobierno del estado de estar jineteando los dineros que le corresponden a las instancias municipales.

Es más, comparan la práctica actual con lo que se hacía durante el gobierno de Javier Duarte, cuando le entregaban a los ayuntamientos exactamente lo justo para que cubrieran su nómina y que no hubiera protestas por la falta de pagos, pero los demás recursos nunca se los daban, porque el gobierno del estado “los iba a manejar”.

Y los manejaron tanto Javier Duarte como sus funcionarios, a como quisieron.

Hasta parece que el titular de la Sefiplan, José Luis Lima Franco, tuvo la misma escuela que los funcionarios de Duarte o que tiene como asesor a alguno de los que estuvo en Sefiplan en ese gobierno de triste memoria.

De acuerdo con la Real Academia Española de la lengua, “jinetear” es un termino usado en México, que significa “tardar en pagar un dinero con el fin de sacar ganancias”.

¿Y cómo se pueden sacar esas ganancias con el dinero que la federación le entrega al gobierno de Veracruz y que este retrasa en su entrega?.

Esta es una práctica muy extendida, que el gobierno de Cuitláhuac García al parecer ha mantenido, al colocar esos recursos en cuentas que les generan interesas por día o incluso por horas, los cuales no son enterados en los informes financieros correspondientes.

De hecho, ante el retraso en el pago de las participaciones, el artículo sexto de la Ley de Coordinación Fiscal establece que el gobierno del estado debe pagar intereses a los ayuntamientos “a la tasa de recargos que establece el Congreso de la Unión para los casos de pago a plazos de contribuciones”.

Pero eso no lo hacen, nunca lo han hecho.

Los intereses de esos depósitos para jinetear el dinero se quedan en otros lados, pues nunca se les entregan a los ayuntamientos.

Y debe ser una buena cantidad de dinero por esos movimientos, porque el calculo inicial es que a Veracruz le tocan 44,983 millones 562,944 pesos por el Fondo General, más 1,758 millones 750,851 pesos.

En total son 46,742 millones 313,795 pesos en el año.

¿Cuánto dinero de intereses se podría generar tan sólo en un día con esa cantidad depositada en un banco?.

SEFIPLAN RECONOCE RETRASO EN EL PAGO DE LAS PARTICIPACIONES

En este panorama la Sefiplan reconoce los retrasos aunque trata de justificarlos con pretextos más que pueriles.

En un comunicado, la Sefiplan asegura que, “en cumplimiento del artículo 6.º de la Ley de Coordinación Fiscal , ha otorgado las participaciones que corresponden a los municipios dentro de los cinco días siguientes a la fecha en que los reciben”.

Sin embargo, este 2 de febrero, los ayuntamientos de todo el estado acusaban el retraso en el pago de los recursos correspondientes al Fondo General de Participaciones, los cuales debió recibir el gobierno de Veracruz desde el 25 de enero, conforme al calendario que elaboró la SHCP.

Los 5 días a los que alude la Sefiplan ya transcurrieron y hasta fueron rebasados.

Si ese dinero el gobierno del estado lo sigue reteniendo (para no utilizar el término de jinetear, que acusan los empleados afectados por la falta de pagos), igualmente hace con lo correspondiente al Fondo de Fomento Municipal, que debió recibir el 31 de enero.

La Sefiplan justifica su retraso en distribuir los recursos a los ayuntamientos asegurando que: “La dispersión de los recursos requiere la aplicación de descuentos por diversos conceptos (IMSS, ISSSTE, SAT, CONAGUA) que son informados a es ta dependencia en los últimos días de cada mes por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, lo cual imposibilita depositar el mismo día que llegan”.

Bueno, si no pueden entregar el dinero a tiempo porque deben aplicar esos descuentos, ¿cómo dicen entonces que los otorgaron en el tiempo correspondiente?.

La Sefiplan al utilizar ese término de otorgar se pone en el plan de ser quien da el dinero por un acto de graciosa concesión, lo cual es también algo similar a lo que quiso usar Duarte con la Universidad Veracruzana cuando dijo que su gobierno otorgaba de “manera generosa” un subsidio a la Universidad Veracruzana, tratando de desconocer la obligación de entregar los recursos.

A la Sefiplan también se le ha evidenciado ya que utiliza el método de la “licuadora” que se empleó durante el gobierno de Javier Duarte.

Vaya, tan sólo el año pasado el secretario de Finanzas, José Luis Lima Franco, con toda desfachatez reconoció el 2 de noviembre que había recursos no ejercidos por las dependencias estatales y que ese dinero se utilizaría para cubrir compromisos de fin de año, cuando se supone que esos gastos deben estar programados desde que se elabora el presupuesto anual de egresos.

Cuitáhuac García desde su gobierno, creyéndose el gran místico, busca tratar a los ayuntamientos como dirigidos por pobres terrenales que deben plegarse a sus caprichos, sin importarle las afectaciones a los interese de los miles de trabajadores.

Lo último

Columnas