miércoles, agosto 17, 2022

Johnny Depp revela que Amber Heard le apagó un cigarrillo en la cara y le dejó heces en la cama

Lo último

Agencias/Sociedad 3.0

Johnny Depp aseguró que su exmujer, la también actriz Amber Heard, dejó «restos fecales humanos» en su cama días después de separarse. Además, detalló que en uno de los episodios más impactantes en su relación ella le apagó un cigarrillo en su cara.

El actor declaró por segundo día consecutivo en el litigio que le enfrenta a Heard, tras una primera jornada en la que aseguró que «jamás» había «golpeado a una mujer» en su vida. Las diez personas que componen el jurado del juicio, que comenzó el pasado 11 de abril en Fairfax (Virginia, EE.UU), escucharon durante más de cuatro horas nuevos detalles de la tortuosa relación que la pareja de actores mantuvo durante cinco años.

En el litigio, el protagonista de «Piratas del Caribe» acusa a su exesposa de difamación por un artículo que publicó en el diario The Washington Post en 2018, después de su divorcio, en el que aseguraba haber sufrido «abuso doméstico».

En su turno de palabra, Depp recordó un día en el que, ya separados, acudió a la casa de Los Angeles que la pareja compartía para recoger sus cosas y encontró «restos fecales humanos» en su lado de la cama de matrimonio.

«Era tan raro y tan grotesco que solo pude reír», afirmó el actor mientras se proyectaba una fotografía de las heces. 

La acusada, Amber Heard, también estuvo presente en la sala y escuchó en silencio el testimonio de su expareja con una mirada inexpresiva que, en ocasiones, dejaba entrever desaprobación. La declaración de la actriz se espera para las próximas semanas.

En sus declaraciones, Depp ofreció pormenores de la pelea que el matrimonio mantuvo en Australia en 2015 y en la que supuestamente él perdió un trozo de dedo.

Te podría interesar: Médico explica en juicio cómo Johnny Depp perdió dedo en pelea con Amber Heard

El actor culpa ahora directamente a su exmujer, a quien también acusó de apagar un cigarrillo en su cara e, incluso, de fingir que él le había roto la nariz con un pañuelo manchado de esmalte rojo para simular sangre.

Relacionados

Columnistas