lunes, julio 4, 2022

“Me canso ganso”…

Opiniones y Comentarios

      Julio Ricardo Blanchet Cruz. 

DiarioLibertad@gmail.com.mx

Así, a “ojo de buen cubero”, como en aquellos tiempos en que el cantinero -hoy bar man- preparaba una Cuba libre con ron Potosí y limoncito “quemado” en el hielo.  Un saludo a don Paco Malgesto (1914 – 1978) toda una institución en los medios de comunicación.  “Oooiga uste”, solía decir

Una Cuba que quiere volver a ser libre y que los inventores de pretextos para vender armas, le retiren el bloqueo que decidió imponer desde hace años…

Hecho que deja claro que la ONU y nada, son dos nadas.  Porque en cuantas ocasiones el asunto se ha llevado a la tribuna, la mayoría de las Naciones ha sido partidaria de que se termine el bloqueo a la Isla. Y hasta le fecha…

De igual forma, tampoco ha hecho nada para que se respete la resolución 242 del Consejo de Seguridad, para que Israel regrese los territorios que ocupó y sigue ocupando, desde “La guerra de los seis días”…

Pero regresemos…

Estábamos con el buen tino del cantinero, o sea que, así, a vuelo de pájaro: ¿Qué podemos esperar los mexicanos de un gobierno que olímpicamente, a la vista de todos, con descaro, con cinismo ¡vaya! viola las Leyes?…

“Donde acaba la Ley, empieza la tiranía”.  William Pitt (1759 – 1806)

Partidario de la República y del Estado de Derecho, subrayo que sin esos principios la democracia no tiene ningún valor, o, mejor dicho, exhibe su verdadero valor, el dinero.  Y cuando la Justicia se ha prostituido, cuando ha sido corrompida, nada queda por decir.  Todo está mal…

¿Qué puede esperarse de una persona que paga, que da dinero para que le den un empleo? Pues que con el empleo espera recuperar lo que dio, y más.  Y si esa persona que paga para que le den la chamba de juez ¿podrá esperarse que haga justicia?…

Hasta que los Ministros y Magistrados dejen de ser designados y los elija el Pueblo; para que de esa manera el Pueblo asuma su responsabilidad.  O esto no tiene componendas.  Seguiremos nadando en las mentiras y corrupción…

Y va el por qué: Si vemos una panorámica de lo que hoy sucede en nuestro amado México; es como para ponernos a llorar… 

La nota del Reforma dice que el Director del Instituto de la Judicatura Federal -que es el Instituto que evalúa la capacidad de los jueces que aspiran a ser federales- ¡vendía los exámenes en miles de pesos!…

Es decir, les daba a conocer las preguntas que tenían que responder, les pasaba el examen por debajo de la mesa y antes de que empezara la clase, para que no queden dudas sobre lo que hacía.  Y cobraba miles de pesos por ello… 

En descargo, puede decirse que los obligaba a estudiar, eso sí.  Porque del Instituto salían como agentes de tránsito con grúa. Bueno, más o menos…

Pues además de que la Justicia se vende -lo que ya es tocar fondo; en los juzgados ya deberían tener de esas cosas donde se mete la tarjeta y se hace la transferencia de volada- Y va el por qué…

¿Qué puede esperarse de un gobierno donde el Fiscal General de la disque República, es un supuesto hampón multimillonario y vengativo, que ha sido demandado por un importante abogado que fue hasta hace poco asesor de la Presidencia? Pues nada…

Como el Gobernador de Veracruz, que tampoco puede hacer nada para que el líder de la Legislatura y su Secretario de Gobierno, no exhiban el bajo nivel de personas que son; ya no se diga como funcionarios de primer nivel.  Y qué pasó, nada.  El pleito es entre ellos, ahí que se arreglen.  Y tan “campanto”…

Y si se dice “campanto”, es porque se vayan a enojar las feministas si se dice campante, pues van a creer que agita la banderita de colores.  Y mejor así, todos contentes.

Ya de salida…

Pues que dijo mi mamá que siempre no.  Como varios de los artistas y ambientalistas, por el temor de ser exhibidos en la entrevista privada como pseudo artistas y pseudo ambientalistas, decidieron mejor no acudir a la residencia donde vive el señor Presidente; además que no les fuera a pasar como a Rosario Robles y se quedaran detenidos…

Aunque ahora, con esos comportamientos, pueden ser denunciados por el delito de Desprecio a la Autoridad; que tampoco existe, pero eso no importa.  Lo gacho fue que nos privaron de una sabrosa entrevista de la que cada uno contaría su historia…

Se sabe que el que la suspendió fue el paracaidista, no los pseudo ambientalistas, pues más de alguno estaban listos para ir; pues cuando se les preguntó si irían, contestaban “Me canso ganso”.

Y nos vemos mañana, si el Sol me presta vida.

otros columnistas