jueves, agosto 11, 2022

Traidores y vendepatrias de aquí a 2024

Lo último

El presidente López Obrador sabía que su reforma energética no pasaría, que no tendría los votos necesarios y que además, se le vendrían encima una serie de conflictos internacionales debido a que dicha reforma contravenía a lo estipulado en el T-MEC. Sí, lo sabía.

Sin embargo, como el animal político que es, buscó sacar ventaja de esta clara derrota y lo hace aplicando una de las máximas que ha implementado desde el inicio de su sexenio: el divisionismo. Desde días antes estuvo manejando el término «traidores a la patria» para quienes votaran en contra de su iniciativa, para que cuando sucediera la votación y no le favoreciera, tener justificación para explotar este término como metralla en sus mañaneras contra la oposición. Y es que el presidente agotó prácticamente todos sus discursos revolcados mil veces para fortalecerse rumbo a la consulta de revocación de mandato: el avión presidencial, que los gobiernos de antes, que el INE corrupto, que «callaron como momias», que Calderón, en fin, ya todos los conocemos, así que ahora, urgido de nuevo repertorio, debe elaborar etiquetas para poder definir bandos, confrontarlos y obtener su ganancia sacrificando su iniciativa ya condenada. Así que agárrense, porque tendremos «traidores a la patria» hasta el hartazgo de aquí hasta las siguientes elecciones federales.

Relacionados

Columnistas