sábado, octubre 1, 2022

Destruyen autoridades capilla en Tlalpan, CdMx; imágenes sagradas, al escombro

Lo último

Las autoridades de la delegación Tlalpan en Ciudad de México (México) derribaron el 29 de abril parte de la Capilla del Señor de los Trabajos, en la colonia Cultura Maya, en lo que reconocieron como un error que “debemos enmendar”.

Según informó el Sistema Informativo de la Arquidiócesis de México (SIAME), los fieles de la zona avisaron de la destrucción de la capilla al P. Juan Guillermo Blandón, responsable de su cuidado, alrededor de las 8:00 a.m., hora local.

El templo, explicó el sacerdote mexicano, se encontraba en proceso de nacionalización, pues a pesar de encontrarse abierto a los fieles desde la década de 1980, por error no fue registrado por la Arquidiócesis Primada de México tras las reformas constitucionales de 1992, que retiró diversas restricciones a la Iglesia Católica en el país.

El presbítero denunció que desde tiempo atrás “algunos grupos de otras religiones habían estado presionando para que se le quitara esta capilla a la Iglesia católica y se dedicara a otro fin”.

“Además, desde hace tiempo algunos funcionarios públicos habían manifestado su interés en que el terreno fuera ocupado para departamentos o un parque”, señaló.

El sacerdote señaló que lo más doloroso fue “la profanación que hicieron del lugar sagrado. Si querían hacer eso, nos hubieran dicho, y hubiéramos retirado el altar y las imágenes sagradas, pero jamás hubo un aviso”.

En un comunicado publicado el 30 de abril, la delegación Tlalpan explicó que “con base en un procedimiento jurídico y una notificación previa; y sustentado en denuncias ciudadanas, recuperó un terreno de la demarcación en las calles de Tepekan y Yobain en la colonia Cultura Maya, donde se realizaban obras irregulares para la ampliación de la Capilla del Señor de los Trabajos”.

“Por un error” durante la diligencia, explicaron las autoridades, los trabajadores “derribaron también parte de la capilla que llevaba muchos años en el lugar”.

La delegación aseguró que “todo objeto que se encontró en el sitio, fue entregado al sacristán de la Iglesia, José Ernesto Cosme Moreno, con los debidos acuses de recibo”.

“Respetamos profundamente todas las religiones y con todas las fes hemos establecido una relación de respeto. En particular con las autoridades de la iglesia católica y sus feligreses”, indicaron.

Las autoridades reiteraron que la demolición “es un error que como delegación debemos enmendar, resarciendo daños y acordando con las autoridades católicas el futuro del terreno en disputa”.

Relacionados

Columnistas