lunes, mayo 16, 2022

Morena y sus estrategias políticas en Veracruz

DENTRO de Morena, el movimiento político que se encuentra en el poder, se están reacomodando las circunstancias políticas, de tal manera, que en este momento no saben, a ciencia cierta lo que vendrá respecto de su candidato para mantener la gubernatura del Estado.

Tanto Sergio Gutiérrez Luna, como Rocío Nahle García, están pasando por un momento crucial para sus aspiraciones. Todo mundo daba por hecho que la zacatecana, todavía secretaria de energía del gobierno federal, sería la más viable para lograr representar a su movimiento político en la búsqueda de la primera posición políticas de la entidad. Sin embargo, apareció Sergio Gutiérrez Luna, quien con el pretexto de explicar en qué consistía la famosa reforma eléctrica, recorrió casi todo el territorio estatal, haciendo, más que otra cosa, proselitismo político en su favor, bañándose de pueblo para cuando llegara el momento definitivo de la sucesión.

Ambos personajes han caído en sus intenciones, porque Nahle, ya se dio cuenta que no tiene nada qué hacer en Veracruz, pues está más identificada como oriunda de la entidad de Zacatecas, que una destacada veracruzana. Solo en palacio de gobierno, en esta capital, se le quemaba incienso, cuando la realidad política de la entidad, era otra. El fracaso de la reforma eléctrica, que de alguna manera importante es parte del sector energético, barrió con las posibilidades políticas de los dos destacados aspirantes, pues por un lado Gutiérrez Luna, a quien se le endilga parte del fracaso político de la reforma, como a la misma secretaria de energía que no demostró tener ningún control en este sentido y menos que haya intervenido para respaldar, definitivamente, el proyecto presidencial.

Queda, pues, la salvación de Morena, quizá con mayores probabilidades de ganar el espacio político de la gubernatura, posición que por cualquier lado que se le vea, le interesa mucho al presidente. Esa salvación se llama Ricardo Ahued Bardahuill, y será, como mucho lo hemos comentado, la estrategia política más importante de Morena, como del mismo mandatario nacional.

Ricardo Ahued Bardahuill, está siendo evaluado en el altiplano. Se dice que el presidente de la república, le tiene mucho afecto y que lo estaría viendo como la solución al problema de la candidatura a la gubernatura de Veracruz. Esta versión que ya corre profusamente se fundamenta, precisamente, en la caída política de los dos personajes antes mencionados.

                                                       ————————————

EL YUNISMO DEL ESTERO, SE DEFINE.

CORREN DIVERSAS OPINIONES en el sentido de que Miguel Ángel Yunes Linares, así como sus propios descendientes, han tomado la decisión de sumarse al equipo de Morena, probablemente, para participar activamente en la búsqueda de la gubernatura del Estado. Ninguno de ellos, será, desde luego, candidato, pero la fuerza yunista, estaría operando en favor de Morena, toda vez, que han sido convencidos de que la mejor manera de salir bien librados, es tomar partido desde ahora en favor de la cuarta transformación. El presidente, comenzaría, de esta manera, a cobrar facturas de manera civilizada, aprovechando esta circunstancia para poder pedir favores políticos a los que, supuestamente, aún tienen esa posibilidad dentro de una fracción importante del panismo. Se entiende, ahora, porqué el mandatario nacional, se había esperado tanto tiempo en reaccionar a tantas descalificaciones de parte del yunismo. Inteligentemente, se guardó las ofensas para cuando llegaran los mejores tiempos de cobrarse. Esos tiempos, ya llegaron, al parecer, obligando a que los Yunes, trabajen para su causa, sin pedir nada a cambio, salvo algunas posiciones políticas en el caso de que nuevamente Morena, ganara las elecciones en Veracruz.

Si esto se concreta, muy pronto, los yunistas, harán a un lado al propio Cuitláhuac García Jiménez, buscando posicionarse nuevamente en el Estado, gracias a las propias condiciones políticas que ellos mismos generaron, aunque no con la misma estrategia presidencial.

Tal situación parece ser descabellada, pero en política todo puede suceder, más en este caso donde los yunistas, han sido señalados, en diversas ocasiones, de probables o supuestas desviaciones de recursos que no han logrado sustentar.

                                                        ————————————-

EN LA MIRA, DOS CABALLEROS DE LA POLÍTICA.

DEBIDO AL REACOMODO de condiciones políticas en el Estado de Veracruz, ya se deslizan serias y oportunas opiniones, en el sentido de que dos caballeros de la política veracruzana, podrían enfrentarse por la gubernatura del Estado, salvo que otra cosa suceda, pues ya se les ve como posibles contendientes. Ellos son Ricardo Ahued Bardahuill, por Morena, y José Francisco Yunes Zorrilla, Pepe Yunes, por la coalición política de los partidos de oposición.

Los dos tienen casi el mismo recorrido político a nivel local y nacional. Los dos han sido alcaldes, uno de Xalapa, el otro de Perote. Ambos han sido diputados locales, diputados federales, y senadores de la república. Uno repite como alcalde, el otro repite como diputado federal. Los dos son importantes personajes de la vida pública de Veracruz, y de México. Los dos son ampliamente preparados, principalmente, en materia de administración pública. Los dos son ampliamente respetados y queridos en la entidad veracruzana y son, sin duda alguna, verdaderos caballeros de política.

La contienda sería civilizada y no ganaría el mejor, sino uno de los dos, simplemente.

                                                         ———————————-

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

NUESTRO CORREO: [email protected]                          Whatsapp: 2281-61-46-57

Lo último

Columnas