sábado, junio 25, 2022

Ricardo Anaya se cuelga de lo más PANdo

Un oscuro ex director de Hospital de nutrición dice, en el mismo tonito medio histerias de la odontóloga Ximénez, que los médicos cubanos que se supone van a venir a México van a convertir a sus pacientes en comunistas, y de bajos ingresos, que es lo peor. Luego veo el aburrido video de Ricardo Anaya alegando más o menos lo mismo, pero con la particularidad de que desde su muy experta opinión, los cubanos vienen a apuntalar con los miles de millones de pesos que les van a pagar (seguramente provenientes del oro de Moscú) a la dictadura que tristemente nunca se rindieron al Tío Sam y que siempre ha visto a la OEA como una cosa muy fea, tan fea que causa risa.

Yo quiero suponer que Anaya, como maestro en el arte de la reproducción de las naves industriales, va a financiar con algo de la fortuna que dicen las malas lenguas le dejó su bonita relación con Odebrecht, que especialistas de Médica sur, Los Ángeles y el ABC vayan en caravana de pueblo en pueblo, de barriada en barriada, de cañada en cañada, de cerro en cerro, de desierto en desierto, a repartir generosas consultas entre los más desprotegidos por los caminos de Michoacán y pueblos que voy pasando.

Yo digo que no está mal ponerse clasista y mamón, sobre todo cuando se ejerce como profesional de la oposición, pero también hay que ofrecer alternativas, a riesgo de quedar como mi Claudio XXX que en un tuit resumió el plan de trabajo para acabar con la Cuatroté y el Dictador de Macuspana, que está muy guango y muy guano, casi tanto como las estrategias de la Chivas para ganarle al Atlas, o del Cruz Azul para triunfar sobre los Tigres. A menos que tenga un plan como el del América al que los árbitros de la Femexfut y los del VAR, que son como del INE, le regalan los partidos.

Digo, si realmente nos quisiera sorprender, Ricky Riquín podría acompañar a los médicos en esa travesía para que conozca de veras el país que un día quiso gobernar y no conocía. A lo mejor así se le quita lo PANdroso.

Seguramente Anaya como la dotora Dresser y Burnstavo de Hoyos, representantes del México Winner que está muy loser, van a quejarse por el aumento de salario al magisterio y decir que es para que Putin le gane la guerra a Ucrania.

Todo indica que hay que ser como Alitititito Moreno, que le pagó 58 melones al vocero de mi gober precioso, Mario Balín, para dar cursos en línea de cómo ser el héroe de una loca película de gangsters, papá.

Anaya se cuelga de los más PANdo.

Jairo Calixto Albarrán

otros columnistas