miércoles, agosto 17, 2022

Corte de EE.UU. permite, de manera temporal, venta de cigarros electrónicos

Lo último

Una corte federal de Estados Unidos determinó que la empresa Juul podrá seguir vendiendo, al menos temporalmente, sus cigarrillos electrónicos después de que el día anterior la Administración de Alimentos y Fármacos estadounidense (FDA) ordenara su retiro del mercado.

La corte de apelaciones del Distrito de Columbia accedió a la petición de Juul de bloquear temporalmente la prohibición de la FDA mientras estudia en profundidad los argumentos de las dos partes para emitir un fallo definitivo.

La FDA, el ente regulador de medicinas y alimentos de Estados Unidos, había anunciado el jueves que había rechazado una petición de Juul para seguir vendiendo cigarrillos electrónicos y tabaco de sabores.

Por tanto, la empresa debería retirar inmediatamente sus productos del mercado y dejar de comercializarlos.

La acción de la FDA forma parte de un esfuerzo más amplio de las autoridades estadounidenses para regular la industria de los cigarrillos electrónicos, que durante años aseguró que sus productos ayudaban a los adultos a dejar de fumar pero en realidad atrajeron a nuevas generaciones.

En su comunicado, la FDA afirmó que Juul pudo haber jugado un papel “desproporcionado” en el incremento del vapeo entre los más jóvenes.

Juul lleva tiempo en el punto de mira de las autoridades federales y, actualmente, está siendo investigada en 39 de los 50 estados de Estados Unidos por sus estrategias de marketing.

En concreto, se están estudiando supuestos esfuerzos por parte de Juul para atraer a jóvenes a sus productos, así como ciertos mensajes publicitarios de la empresa sobre el contenido de nicotina de sus cigarrillos electrónicos y su efectividad como método para dejar el tabaco.

Por tanto, la empresa debería retirar inmediatamente sus productos del mercado y dejar de comercializarlos.

La acción de la FDA forma parte de un esfuerzo más amplio de las autoridades estadounidenses para regular la industria de los cigarrillos electrónicos, que durante años aseguró que sus productos ayudaban a los adultos a dejar de fumar pero en realidad atrajeron a nuevas generaciones.

En su comunicado, la FDA afirmó que Juul pudo haber jugado un papel “desproporcionado” en el incremento del vapeo entre los más jóvenes.

Juul lleva tiempo en el punto de mira de las autoridades federales y, actualmente, está siendo investigada en 39 de los 50 estados de Estados Unidos por sus estrategias de marketing.

En concreto, se están estudiando supuestos esfuerzos por parte de Juul para atraer a jóvenes a sus productos, así como ciertos mensajes publicitarios de la empresa sobre el contenido de nicotina de sus cigarrillos electrónicos y su efectividad como método para dejar el tabaco.

Relacionados

Columnistas