lunes, agosto 15, 2022

¿Terminó la pesadilla?

Línea Política

Agustín Contreras Stein

PARA José Manuel del Río Virgen, acusado por la fiscalía del Estado, en el mes de diciembre, de ser presunto responsable de la muerte de quien fuera aspirante a la presidencia municipal de Cazones, Remigio Tovar, la pesadilla terminó, tal y como lo definió su jefe, Ricardo Monreal Ávila, en la junta de coordinación política del senado de la república. Después de ciento setenta y ocho días de reclusión, la representación social de Veracruz, no pudo probar fehacientemente que fuera culpable y por eso, mediante la intervención de la justicia federal, finalmente, tuvo que ser liberado antes de que concluyera el término de la vinculación a proceso, un sistema inhumano y hasta cierto punto, represor, porque castiga antes de saber, a ciencia cierta, si una persona es realmente responsable de los hechos que se le atribuyen.

Sin embargo, ese es el sistema aprobado y quienes sufren del mismo, tienen que recurrir al amparo, buscando la protección de la justicia federal, al sentirse seriamente perjudicados con esta medida, que se insiste, no debiera existir, porque lo que se busca es solamente darle tiempo a las autoridades para que puedan investigar los hechos y no permitir que el supuesto responsable pueda evadirse. En el análisis de este procedimiento, se llega a la conclusión que resulta ser una cómoda condición para la autoridad investigadora, pero al mismo tiempo, puede resultar como el más evidente sistema de violación de los derechos humanos y es más preferible, en estos casos, indagar antes de proceder penalmente, que actuar con alevosía y ventaja por parte de la autoridad que busca asegurar al presunto culpable antes de saber, con precisión, si es verdaderamente responsable de los hechos que se le imputan.

Esto es cuestión de un punto de vista, equivocado o no, que pretende opinar solamente sobre un hecho que ya se dio y que, al parecer, resulta injusto, salvo las investigaciones que ahora sí tendrá que hacer la fiscalía general del Estado, con mayor profundidad y certeza que le permitan obtener las pruebas necesarias que demuestren la verdadera responsabilidad, no tan solo del presunto involucrado, sino también de otros resultados que se puedan obtener con las pesquisas, donde salga a la luz toda la verdad.

Por lo pronto, parece que terminó la pesadilla, en un primer despertar del inculpado, aunque exista, todavía, el pendiente a cargo de la fiscalía, que ahora, más que nunca, tendrá que resolver el caso.

———————————

TRIUNFO DE MONREAL, ¿TAMBIÉN DE DANTE?

EL SENADOR DE la república, Ricardo Monreal Ávila, fue el principal interesado en liberar a su amigo José Manuel del Río Virgen, colaborador en la junta de coordinación política del senado, como secretario técnico de esta instancia legislativa, luego de verse obligado, tanto por la amistad y la colaboración en el trabajo, como por el principal motivo, que parece ser la causa de todo, que se refiere a la intervención anterior del mismo senador de la república, en la liberación de cuatro jóvenes veracruzanos, que habían sido puestos en reclusión por un delito denominado ultrajes a la autoridad, contemplado en el código penal para el Estado de Veracruz, (ya derogado, afortunadamente), cuya actualización se procedió en la misma entidad veracruzana, con la finalidad de perseguir a los enemigos políticos del régimen, ampliándose, de la misma manera, a la sociedad, resultando, por lo tanto, también una verdadera violación de los derechos humanos.

La liberación de los jóvenes, principalmente por no haberse comprobado fehacientemente que cometieron el delito, fue, en cierta forma, por la intervención del Senador Monreal, que vino a Veracruz, a litigar el caso, con los resultados anotados y plenamente conocidos por los veracruzanos. Ahí parece nacer la represalia política en contra del senador de la república, así también por otros hechos políticos, atribuidos al mismo legislador en la ciudad de México, ordenándose buscarle los pies a como diera lugar.

Pero, en la situación última, es decir, en el caso de José Manuel del Río Virgen, también entró en la jugada, nada menos que Dante Delgado Rannauro, ex gobernador del Estado de Veracruz, dirigente del partido Movimiento Ciudadano, así como otros políticos de peso, dentro de un movimiento por la justicia en Veracruz, quien misteriosamente, después de un prudente tiempo, dejó de manifestarse, dejando solo al senador Monreal, quien no desistió nunca de este propósito.

Ahora, con los hechos que ya se han conocido desde la tarde del viernes pasado, la pregunta que se hace en todos los corrillos políticos y jurídicos de Veracruz, es si también estos resultados son del político veracruzano, o si solamente sale beneficiado de este triunfo jurídico del senador Monreal.

——————————–

INCONTENIBLE TRABAJO MUNICIPAL

TAMBIEN EL AYUNTAMIENTO de Xalapa, ha iniciado obras de reconstrucción en Paseo de las Palmas, principal avenida del fraccionamiento Ánimas, de la ciudad capital del Estado de Veracruz, la cual se encuentra con grandes desperfectos por el acumulado tráfico vehicular que presenta, debido al uso constante de usuarios que se dirigen al sur de la ciudad, donde ha crecido considerablemente la mancha urbana.

Así, la autoridad municipal, lleva a cabo el proceso reconstructivo de la ciudad.

—————————–

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.

otros columnistas